Despliega el menú
Huesca

carreteras

La Alta Ribagorza reclama una uvi móvil durante el corte de la N-260

Empresarios de Benasque difunden un mapa con el desvío por la A-1605 como alternativa al cierre entre Campo y Seira.

Cartel informativo del corte de la carretera N-260 a la altura de Seira.
Cartel informativo del corte de la carretera N-260 a la altura de Seira.
Rafael Gobantes

El primer día del corte de la circulación de la carretera N-260 entre Campo y Seira por obras se vivió con normalidad en Ribagorza. Los vecinos de la zona tienen asumido que esta medida es necesaria para agilizar los trabajos de mejora de esta vía, considerada "vital" para el desarrollo del territorio. No obstante, el alcalde de Castejón de Sos, José Manuel Abad, reconoció que este corte provoca "cierta preocupación" entre quienes se tienen que desplazar para trabajar "ya que les supone un gran perjuicio de tiempo y kilómetros".

Abad recalcó la necesidad de contar con una uvi móvil con su personal de servicio durante esta tiempo de, relativa, incomunicación. "Bajar al hospital de Barbastro desde Castejón de Sos nos va a llevar entre dos y dos horas y cuarto y ello puede suponer un problema muy gordo", apuntó. Además, recordó que, de momento, se mantiene la ambulancia de refuerzo que ha estado este verano en Benasque, que es convencional, y que no se ha atendido la demanda del incremento de la plantilla sanitaria.

El alcalde de Seira, Daniel Larramona, también hace suya esta reclamación, aunque ha recibido el compromiso del Ministerio de Transportes, de dejar pasar los vehículos sanitarios en caso de urgencia. "Pero puede ser que en ese momento se haya hecho una voladura o esté la carretera llena de escombros, con lo que estaríamos en las mismas", sentenció.

Otra de las quejas de algunos residentes en la Alta Ribagorza tienen que ver con las alternativas publicitadas por el Ministerio, que desdeñan las carreteras que no sean nacionales y han obligado, por ejemplo, a que la Asociación Turística Empresarial Valle de Benasque difunda un mapa marcando a los futuros visitantes los desvíos más adecuados, que pasan por usar la A-1605 y sus vías de intercomunicación.

Cortes y retenciones

El vicepresidente comarcal y alcalde de Campo, Eusebio Echart, señaló que hay más incertidumbre sobre lo que puede suponer este corte "fuera de la comarca que en el propio territorio" y alertó a los conductores que no conocen la zona de la posible información errónea que pueden ofrecer los navegadores GPS. Acerca de la necesidad del cierre de la carretera, recordó que hasta ahora las máquinas pesadas trabajaban entre 8 y 10 minutos a la hora porque tenían que dar paso a los vehículos "y así, esta obra es inviable".

Los cortes y retenciones que se producían incrementaban sustancialmente el tiempo del viaje en ambos sentidos, indicó el presidente de los empresarios ribagorzanos, César Sistac. Según dijo, muchos conductores utilizaban hace semanas la A-1605 como alternativa a la N-260 porque las paradas podían suponer un aumento de más de 40 minutos –y en casos puntuales de hasta dos horas– "lo que hacía impredecible el momento de la llegada. "Era más seguro subir por el valle del Isábena sabiendo el tiempo de duración del viaje". añadió.

Etiquetas
Comentarios