Despliega el menú
Huesca

Huesca impulsa una mancomunidad que mejore la gestión del agua en 17 municipios

El sistema de abastecimiento compartido es muy singular porque cuenta con cuatro embalses y cuatro ríos, además de manantiales, pozos, canales y acequias de riego.

El embalse de Montearagón está en estos momentos a un 25,3% de su capacidad.
El embalse de Montearagón, una de las fuentes de suministro.
Rafael Gobantes

El Ayuntamiento de Huesca y los municipios vecinos, con los que comparte fuentes de suministro, llevan años persiguiendo una mejora en la gestión del agua. De esa necesidad ha surgido el denominado Plan del Agua de Huesca y su entorno, que busca ordenar el sistema de abastecimiento de la ciudad y otras 16 entidades locales que se abastecen de la red de la capital: Alcalá del Obispo, Alerre, Angüés, Antillón, Argavieso, Banastás, Blecua y Torres, Chimillas, Igriés, Loporzano, Monflorite, Novales, Quicena, Sesa, Siétamo y Tierz.

El Ayuntamiento, de acuerdo con las recomendaciones de un informe de la Diputación Provincial de Huesca, ha propuesto la creación de una Mancomunidad de Aguas como la figura jurídica más apropiada para la correcta gestión de la red. Así se lo ha trasladado este viernes a todos los afectados el alcalde de Huesca, Luis Felipe, que ha puesto además sobre la mesa una propuesta de estatutos. Ahora, los diferentes municipios tendrán un mes de plazo para hacer llegar sus aportaciones. Después, el Ayuntamiento las analizará para elaborar un documento definitivo de estatutos de la Mancomunidad de Aguas.

Luis Felipe ha incidido en que la Mancomunidad “permitirá regular los derechos y obligaciones de cada una de las partes implicadas, así como establecer una política de pago del agua. Hay que tener una visión global en la que todos seamos partícipes”.  “Todo ello –ha continuado- sin olvidarse del futuro abastecimiento desde el embalse de Montearagón, que vendrá a garantizar el abastecimiento de agua de calidad a Huesca y su entorno. El agua es un bien esencial y limitado, y no podemos permitirnos que su gestión no sea eficiente”.

Luis Felipe también ha remarcado que la constitución de la Mancomunidad de Aguas “debe llevar aparejado un plan de inversiones a medio plazo de todas las instituciones para renovar la red de suministro, que es mayoritariamente antigua y en algunas zonas está muy deteriorada, y para conservarla en buen estado”. Además, Luis Felipe ha recordado que hay que elaborar un nuevo Reglamento de Suministro Domiciliario de Agua Potable, “dado que el actual data de 1996 y debería adaptarse a la nueva normativa europea”, y que también es precisa la tecnificación de los contadores.

La Diputación Provincial y la consultora Pwacs realizaron en el año 2019 un análisis y diagnóstico técnico del sistema de abastecimiento en alta de Huesca y su entorno. Este diagnóstico resultó de gran complejidad, ya que el sistema de abastecimiento es muy singular porque cuenta, por ejemplo, con múltiples fuentes de suministro: cuatro embalses (Vadiello, Calcón, Montearagón y Valdabra), cuatro ríos (Guatizalema, Calcón, Flumen e Isuela), manantiales, pozos, canales y acequias de riego.

Además, dispone de una red de más de 133 kilómetros de tuberías y un servicio que a nivel administrativo implica a un total de 17 municipios  y 48 núcleos de población, incluyendo Huesca capital; y a la Diputación Provincial de Huesca, a la Comarca de la Hoya de Huesca, al Instituto Aragonés del Agua, a la Confederación Hidrográfica del Ebro, a la Mancomunidad de Aguas de Antillón, a la Mancomunidad de Aguas de Vadiello, al Consorcio de Aguas de Vadiello, a la Mancomunidad de Aguas de Calcón y a la Junta Central de Usuarios del río Guatizalema. Todos ellos han estado en la reunión convocada por el Ayuntamiento de Huesca.

Etiquetas
Comentarios