Despliega el menú
Huesca

huesca

Monzón pide a los vecinos una "actitud ejemplar" ante las ‘no fiestas’ de San Mateo

Solo se han programado dos actos: proyecciones audiovisuales en el castillo y la misa de hoy, día grande. La suspensión crea tensiones en el gobierno PP-PAR.

Uno de los audiovisuales que se proyectan estos días sobre los muros del castillo de Monzón.
Uno de los audiovisuales que se proyectan estos días sobre los muros del castillo de Monzón.
José Luis Pano

La pañoleta celeste de San Mateo que lucen los balcones es el único símbolo que indica que estos días Monzón celebra la festividad de su patrón. La iniciativa de la Asociación Española contra el Cáncer, plasmada también en otras localidades altoaragonesas, tiene un fin solidario (recaudar fondos para la investigación) pero también pretende servir de advertencia para evitar masificaciones que conlleven contagios.

Las fiestas se suspendieron por la pandemia y en su lugar el área de Festejos preparó actos culturales para niños y adultos que al final se cancelaron también. El concejal Javier Vilarrubí (PAR) lamentó que Monzón no hubiera podido contar con una programación alternativa, controlada y con todas las medidas de seguridad al no haber recibido el apoyo del alcalde, Isaac Claver (PP). Este último aseguró tras la junta de seguridad local que "la prioridad para nosotros ha sido la salud de todos los vecinos. Desde el Ayuntamiento trabajamos en los últimos seis meses para librar esta batalla contra la covid-19. Estoy convencido de que nuestros vecinos van a saber estar a la altura y mantener una actitud ejemplar. No hay fiestas, no hay botellones y no cabe ningún comportamiento incívico estos días. Y estaremos junto con la Policía Local, Autonómica y Guardia Civil para sancionar cualquier conducta que ponga en riesgo la salud de todos".

Sobre la polémica suspensión de la programación cultural y las fuertes discrepancias con su socio de gobierno, el alcalde asegura que el concejal de Festejos sabía desde el primer momento cuál era su opinión. "Buscamos siempre garantizar y priorizar la salud por encima de todo, y esos actos concentrados en cuatro días ponía en riesgo la salud de la ciudad. Hubo un debate político de puertas adentro y a partir de ahí se adoptó la mejor decisión que era suspender las fiestas. Es momento de unión y de velar por la seguridad».

Habrá solo dos excepciones. La primera, la misa de este lunes, día grande, presidida por el obispo Ángel Perez, concelebrada con los sacerdotes de la unidad pastoral de Monzón a las 12.00 y con restricción del 75% de aforo. Además, no habrá procesión y los miembros de la Corporación Municipal asistirán sin bandas a título individual.

Y la seguna, que además es una novedad, son las proyecciones que se realizan cada noche desde los muros del castillo, de 21.00 a 23.00. Son vídeos con adornos lumínicos de led apoyados con cuatro equipos de música en distintos puntos de la ciudad (además el sonido se emite por FM 105.00). En ellos se cuentan historias llenas de emotividad y épica que hacen alusión al sufrimiento que ha vivido la ciudad durante la pandemia y lanzan un mensaje de optimismo de cara al futuro.

Etiquetas
Comentarios