Despliega el menú
Huesca

huesca

La DPH valora el éxito de los festivales Sonna y Camino de Santiago con 13.000 espectadores presenciales y 'on line'

La diputada de Cultura Maribel de Pablo destaca que la institución "ha sido ejemplar y ha demostrado que la cultura es segura si se adapta a las circunstancias que nos ha impuesto a todos la pandemia”.

Actuación de Matthieu Saglio en Abiego, dentro del festival Sonna.
Actuación de Matthieu Saglio en Abiego, dentro del festival Sonna.
Álvaro Calvo/DPH

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) cierra el verano con la satisfacción de haber desarrollado con éxito el nuevo Festival Sonna ‘Sonidos en la Naturaleza’, que surgió como alternativa a la suspensión de Pirineos Sur por la crisis sanitaria del coronavirus, y el ya consolidado Camino de Santiago. Las medidas preventivas han marcado estas citas culturales, que han sumado 13.000 participantes entre los espectadores presenciales en los conciertos y actividades paralelas y las retransmisiones a través de 'streaming'.

La diputada de Cultura, Maribel de Pablo, ha destacado el "gran esfuerzo" que ha supesto la organización de ambos festivales porque “la seguridad de los participantes ha sido una prioridad desde el principio y para ello se han estudiado y aplicado constantemente las medidas preventivas que han sido necesarias”. Los escenarios al aire libre, la reducción de aforos, el cumplimiento de las distancias de seguridad con asignación de asientos o registro de nombres y apellidos y contacto de todos los asistentes han sido algunas de las medias adoptadas para velar por la seguridad de todos los asistentes. De este modo, incide de Pablo, “la DPH ha sido ejemplar y ha demostrado que la cultura es segura si se adapta a las circunstancias que nos ha impuesto a todos la pandemia”.

Los 31 conciertos del Festival Sonna Huesca han contado con una asistencia total de 4.500 personas, de las que 1.000 optaron por visualizarlo a través de las retransmisiones en streaming. El Festival Internacional en el Camino de Santiago atrajo a otras 8.500 personas, de las que 3.000 fueron también visualizaciones 'on line'. 

Cifras que respaldan la satisfacción de la diputada de Cultura que resalta, no obstante, la importancia de haber cumplido los objetivos que se marcó la institución en el momento de adaptar ambos festivales a las circunstancias: “Debemos valorar especialmente los aspectos cualitativos. El Festival Sonna Huesca, por ejemplo, ha permitido apoyar al sector de la música en vivo del territorio porque el 80% del cartel eran grupos aragoneses y todas las empresas auxiliares contratadas han sido de la propia comunidad autónoma; ha dinamizado una temporada estival complicada para todos y lo ha hecho con seguridad; y ha sido un paradigma de vertebración del territorio a través de la cultura porque la programación ha incluido a las diez comarcas altoaragonesas”.

Esta iniciativa ha cumplido su primera edición con aforos de entre 50 y 400 asistentes, llenos en prácticamente todos los conciertos desde el pasado 25 de julio hasta el 20 de septiembre. La diversidad musical ha sido la clave con estilos diversos como pop, lírica, canción de autor, rock, blues o experimentación sonora; figuras consagradas como Juan Perro o Carmen París y otras emergentes como Elem o Erin Memento.

Otra de las claves importantes de esta programación ha sido el recorrido por lugares singulares y emblemáticos del conjunto de la provincia de Huesca como Muro de Roda, en La Fueva; el Museo de Escultura al aire libre, en Hecho; el exterior de la iglesia de Santa María de Iguácel; o el espacio ‘Arte y Naturaleza’, en Piracés, entre muchos otros. Este recorrido ha permitido dar a conocer el territorio a los visitantes.

Este año se han incorporado, además, las retransmisiones en streaming que han contribuido a promocionar la riqueza paisajística, patrimonial y cultural de la provincia de Huesca a personas desde cualquier lugar del mundo que pueden ser potenciales visitantes. De Pablo señala que “la DPH ha sido pionera en incorporar este tipo de retransmisiones en sus actividades culturales a raíz de la crisis sanitaria del coronavirus y numerosas instituciones y entidades han utilizado posteriormente este método”.

El Festival Internacional en el Camino de Santiago, por su parte, ofreció grandes nombres como el maestro Jordi Savall, con la formación Hespérion XXI, el pasado 7 de agosto en la iglesia de Canfranc Estación;  o el gaitero Carlos Núñez, el 11 de agosto en el Centro de Congresos de Jaca. Uno de los ejes temáticos de este año han permitido conocer con profundidad a todas las compositoras de la música antigua que no obtuvieron el reconocimiento que merecieron por prejuicios sociales de las épocas en que vivieron. La otra propuesta temática ha ahondado en las relaciones y las influencias entre España y Portugal en la música antigua.

Etiquetas
Comentarios