Despliega el menú
Huesca

Restablecida la circulación de trenes en la línea de Canfranc después de 5 horas

La incidencia ha afectado a cinco servicios y un total de 163 viajeros, que han hecho el trayecto por carretera. 

Los jóvenes escondieron las pertenencias robadas en los alrededores de la estación de ferrocarril de Villanueva de Gállego.
La incidencia se ha producido entre Villanueva de Gállego (en la imagen, la estación) y Zuera.
Google Maps

La circulación de trenes en la línea Zaragoza-Huesca-Canfranc se ha retomado a las 21.00, después de estar cinco horas interrumpida por un desprendimiento de la catenaria que obstaculizaba el paso de convoyes a la altura de Villanueva de Gállego. En total se han visto afectados cinco trenes y 163 pasajeros, que han cubierto el viaje por carretera.  

El suceso se produce cinco días después de otra incidencia en la línea debido a un error del ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), que dejó tirado un tren en Tardienta y provocó retrasos en otros tres.

El tránsito ferroviario quedó interrumpido en la tarde de este lunes debido a una incidencia en la catenaria. Según ha informado Renfe, afectó en un primer momento a dos trenes, uno que salía de Huesca a las 16.00 en dirección a Valencia, donde viajaban 36 personas, y otro que iba de Zaragoza a Canfranc a las 15.42 con 12 pasajeros. 

La solución adoptada consistió en intercambiar a los viajeros de uno y otro tren, después de desplazarlos por carretera para que pudieran seguir el trayecto. Esto ha ocasionado que los primeros pudieran reanudar la circulación pasados 52 minutos y los otros, 21. "Los viajeros han sido transbordados por carretera entre Villanueva del Gallego y Zuera donde han continuado el recorrido en tren hasta sus destinos", según ha informado Renfe. 

A lo largo de la tarde estaban previstos otros cuatro servicios, dos en cada sentido, entre ellos el AVE que tiene como destino la capital oscense. Finalmente solo tres quedaron interrumpidos y el tren de alta velocidad fue el único que pudo llegar.

Mientras los técnicos de ADIF, que son los responsables de la vía, han realizado tareas de reparación, Renfe ha garantizado la movilidad de los viajeros con un servicio alternativo por carretera.

Ha sido el maquinista de un tren de media distancia el que ha notificado el desprendimiento de la catenaria pasadas las 16.00. Independientemente de que no podía seguir dando suministro eléctrico, el hilo obstaculizaba el paso del convoy. Incluso se han producido dos pequeños incendios en la vía y una de las márgenes que han podido ser sofocados. "Se ha encontrado el hilo de la catenaria en el suelo", han asegurado fuentes de ADIF. 

El problema ha afectado a 500 metros de hilo de contacto en el punto kilométrico 13,500, entre las estaciones de Zuera y Villanueva de Gállego. Dos equipos de electrificación han estado trabajando hasta que a las 21.00 han finalizado y se ha podido restablecer el tránsito.

Se ha abierto una investigación para conocer el origen del desprendimiento de la catenaria, pero se apunta a "causas ajenas". Según ADIF, el problema no ha estado en la infraestructura de la vía ni en un tren sino que ha sido otra la razón, aunque está por determinar, desde un pájaro a una descarga o una subida de tensión. 

Etiquetas
Comentarios