Despliega el menú
Huesca

Bienes de Aragón

La Generalitat busca un nuevo juicio para no devolver las pinturas murales de Sijena

La audiencia previa al pretendido pleito, que se celebrará el 8 de febrero de 2021, deriva de una demanda contra la comunidad religiosa propietaria del monasterio. 

Las pinturas murales del monasterio de Sijena están expuestas en el MNAC de Barcelona
Las pinturas murales del monasterio de Sijena están expuestas en el MNAC de Barcelona
Aitor Lagunas/HA

La Generalitat de Cataluña va a intentar abrir un nuevo pleito judicial por las pinturas murales de Sijena, con el fin de retenerlas en su poder, a pesar de que ya existe una sentencia que ordena su vuelta al monasterio aragonés. Su objetivo es hacer valer un contrato de comodato (préstamo de uso) de las obras que se firmó en el año 1992 y que ya fue invalidado en el procedimiento anterior.

La audiencia previa al pretendido juicio deriva de una demanda interpuesta contra la comunidad religiosa propietaria del inmueble, la orden sanjuanista de Sijena, y ya tiene fecha. Será el 8 de febrero de 2021. Y también escenario: el juzgado de Instrucción número 2 deHuesca, el mismo que ya falló a favor de Aragón y que ordenó la vuelta de las pinturas murales, que se mantienen expuestas en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

La sentencia es de julio de 2016 y está pendiente de ejecutar. Aragón pidió la ejecución provisional del fallo, pero la magistrada del caso se opuso, argumentando que su decisión podía ser revocada (por la Audiencia Provincial y después, por el Tribunal Supremo) y en ese caso, los frescos, de «extrema fragilidad», deberían soportar un doble traslado.

Además de la orden religiosa, el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena también es parte como codemandado en este pleito. Su abogado, Jorge Español, tiene clara la estrategia a seguir el próximo 8 de febrero. De hecho, según explica, el consistorio expondrá que ya existe un pleito sobre este mismo asunto, que se encuentra en fase apelación ante la Audiencia de Huesca, y en el que fue parte Generalitat, lo que impide abrir un nuevo litigio.

De todas formas, el letrado ya explicó cuando fue presentada la demanda que tenía pocas opciones de prosperar. De hecho, se trata de un contrato de comodato, es decir, de préstamo de uso, que no de cesión de propiedad.

Documento invalidado

Además, el documento, que fue firmado por el entonces consejero de Cultura catalán, Joan Guitart, y la priora de Valldoreix, Pilar Sanjoaquín, ya fue invalidado durante el procedimiento resuelto, donde quedó demostrado que esa religiosa carecía de potestad sobre los bienes de Sijena. Las dueñas eran las monjas.

La Generalitat intentó que el nuevo pleito tuviese lugar en Cataluña y presentó su demanda en un juzgado de Barcelona, que aceptó las declinatorias de los letrados de las monjas de Sijena y del Ayuntamiento y, finalmente, ordenó su traslado a Huesca. Y es que, tal y como defendieron los letrados, la demanda debe ser presentada en el partido judicial donde el demandado –las religiosas de Sijena– tenga su domicilio social. En este caso, Huesca.

Etiquetas
Comentarios