Despliega el menú
Huesca

Comienza la restauración de los ábsides de San Pedro el Viejo en Huesca

Los trabajos han comenzado esta semana con un presupuesto de 299.949 euros y un plazo de ejecución de cinco meses.

Los trabajos de restauración de los ábsides de San Pedro el Viejo han comenzado esta semana.
Los trabajos de restauración de los ábsides de San Pedro el Viejo han comenzado esta semana.
DGA

Los trabajos de restauración de los ábsides de la Iglesia de San Pedro el Viejo de Huesca, Monumento Nacional desde 1985 y Panteón Real aragonés, han comenzado esta semana con un presupuesto de 299.949 euros y un plazo de ejecución de cinco meses.

Según informa el Gobierno aragonés, el proyecto de restauración, adjudicado a la empresa Piedra Casbi, incluye también la rehabilitación de la cubierta de la capilla de San Bartolomé, uno de los espacios de este recinto monumental, declarado en 2003 Bien de Interés Cultural en Aragón.

Las obras iniciadas tienen por objeto restaurar la cubierta de la capilla de San Bartolomé, que alberga el Panteón Real, así como también los tres ábsides románicos de la cabecera de la iglesia de este conjunto monástico.

También se trabajará sobre las fachadas de la referida capilla, afectadas durante siglos por las construcciones residenciales que se adosaron en su lado este y que en 2019 quedaron liberadas mediante un acuerdo entre el Ayuntamiento de Huesca y los propietarios que permitió su derribo.

En dicho año 2019, la Dirección General de Cultura y Patrimonio del Gobierno aragonés realizó la intervención de reparación de los lienzos de piedra de los ábsides, en paralelo a las tareas que el Ayuntamiento de Huesca llevaba a cabo en las casas adosadas sobre la parte exterior de la capilla de San Bartolomé.

De manera parcial, también se actuó sobre el ábside sur de la cabecera de la iglesia del conjunto monástico de San Pedro el Viejo de Huesca.

En esta primera fase, se acometieron principalmente trabajos de limpieza de todos los paramentos, apeos provisionales, sellado de huecos, análisis petrológico y la ejecución de varias catas arqueológicas.

La iglesia románica de San Pedro el Viejo de Huesca, un histórico conjunto monástico a lo largo de siglos, fue construida entre los siglos XII y XIII, y consta de tres naves, crucero, y cabecera con triple ábside.

Las naves se cubren con bóveda de cañón, el crucero con bóvedas de crucería y los ábsides con bóvedas de horno. En la nave central se conservan restos de pinturas del siglo XIII.

En la antigua sala capitular, hoy capilla de San Bartolomé, a la que se accede desde el claustro ubicado en el lateral este de la iglesia, se custodian los restos de los reyes aragoneses Alfonso I el Batallador y de Ramiro II el Monje, para cuya sepultura se aprovechó un sarcófago romano del siglo III después de Cristo.

Etiquetas
Comentarios