Huesca
Suscríbete por 1€

entrevista

"Mucha gente ha empezado a venir al monte para alejarse de las aglomeraciones de la playa"

El jefe de los Greim de la Guardia Civil, Santiago Gómez, advierte del peligro que puede entrañar a partir de ahora el glaciar del Aneto al desaparecer la nieve y aflorar el hielo.

El teniente Santiago Gómez dirige a los Greim de la provincia de Huesca desde hace más de tres años.
El teniente Santiago Gómez dirige a los Greim de la provincia de Huesca desde hace más de tres años.
Guardia Civil

Está siendo un verano atípico por la covid-19. ¿También con los rescates de montaña?

No. Nuestra sensación es que está siendo similar a otros años, con muchos rescates concentrados los fines de semana. Antes de julio sí que hubo bastantes menos intervenciones porque con la desescalada no podían venir de otros países o de otras comunidades. Pero julio y agosto han seguido la tónica habitual de otros veranos.

Por desgracia ha habido dos fallecidos ya, el último este sábado, aunque el año pasado a estas alturas había bastantes más víctimas mortales. Y los accidentes parecen menos graves.

Agosto del año pasado fue un mes muy malo y también atípico porque hubo más fallecidos de lo normal. Y este año por suerte también está siendo atípico pero por todo lo contrario ya que están siendo menos graves. Normalmente, los rescates de senderismo es donde más actuamos y no suelen ser de extrema gravedad, tobillos, fractura de tibia o peroné, patologías relacionadas con olas de calor... Aunque también hemos tenido alguna lesión más complicada de espalda o algún traumatismo craneoencefálico.

"Nuestra sensación es que está siendo un verano similar a otros, con muchos rescates concentrados los fines de semana»

También resulta llamativo el escaso número de accidentes en neveros de alta montaña.

Hace dos veranos se produjeron muchos rescates porque había mucha nieve. Este año, en altura queda bastante pero es cierto que ha habido pocas intervenciones en neveros. Quizá se puede deber, igual que la poca gravedad de las lesiones, a que estamos teniendo un turismo más familiar de gente que ha empezado a venir a la montaña este verano para alejarse de las aglomeraciones de la playa. Y como tienen menos experiencia, realizan actividades de menor nivel. De ahí que la mayoría de rescates sean de senderismo en zonas sencillas con cotas de menos altura sin nieve y son más leves.

¿Ha cambiado pues el perfil del montañero este verano?

Yo no diría tanto. El montañero de toda la vida sigue haciendo montaña, pero hay gente que igual es su primer verano en el Pirineo y lógicamente en términos generales es prudente. Hay rescates de personas que se desorientan, que no llevan los materiales adecuados, que no planifican bien la actividad porque se les hace muy tarde o que se separan y luego no se encuentran... Pero estamos viendo que en muchos casos toman las precauciones necesarias ya que, por ejemplo, los días que se anuncian tormentas prácticamente no tenemos rescates. Eso quiere decir que han consultado la meteorología y se han quedado en casa.

¿A qué achacan el repunte de rescates en el valle de Tena, que este año ha superado a Benasque?

En Benasque está siendo un verano más o menos normal, pero en el valle de Tena sí que es cierto que hay más comparado con el año pasado. Y además de todo tipo, desde escalada a gente que se desorienta en pistas sencillas como el bosque del Betato hasta los típicos montañeros que sufren un accidente en la bajada del Garmo Negro. La verdad es que no encontramos una causa concreta porque, junto con el Parque Nacional de Ordesa y Benasque, es una de las zonas con más afluencia y este año, igual que otros años, hay muchísima gente en el valle.

Los expertos ya empiezan a alertar de que está aflorando el hielo en el glaciar del Aneto.

Así es, y en cuanto se vaya al nieve del glaciar y aparezca el hielo, que será en pocos días, podría haber más accidentes, aunque esperemos que no sea así. El año pasado ya lo avisamos con tiempo pero aún así se produjeron muchos rescates a partir del 15 de agosto. Es la época en la que se pone más peligroso incluso llevando el material adecuado que son crampones, piolet y casco. Porque también hay que saber utilizarlo. Y subir con bota, no con crampones de trail porque sirven solo para cruzar algún nevero un poco duro, no un glaciar como el del Aneto.

"Los saltos son lo que más divierte a la gente en los barrancos, pero cada vez baja menos agua y hay que tener cuidado"

¿En qué otras zonas o actividades hay que extremar la precaución en este final del verano?

En los barrancos hay que tener cuidado con los saltos porque se producen muchas lesiones en las extremidades inferiores. Generalmente es lo que más divierte a la gente, pero cada vez baja menos agua y siempre hay que comprobar los cauces ya que la lesión más típica es golpearse con una piedra que no había visto o que la poza cubría menos de que pensaba. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión