Despliega el menú
Huesca

Huesca

La residencia de Chimillas recibe el apoyo de sus vecinos en pleno brote de covid-19

Se han concentrado ante las instalaciones para aplaudir a los residentes y los trabajadores del geriátrico, donde hay 53 usuarios con PCR positivos (la mayoría asintomáticos) y 10 empleados confinados en sus casas.  

Los vecinos de Chimillas han tenido que esperar a que la ambulancia saliera hacia el hospital San Jorge con otro interno que presentaba síntomas de la covid-19 para mostrar su apoyo a los residentes y los trabajadores del centro geriátrico, duramente golpeado por un brote de coronavirus detectado hace unos días. De los 108 usuarios, 53 dieron positivo en las PCR. De ellos, ocho están ingresados en el centro hospitalario, sin contar la persona trasladada este domingo por la mañana.  Además, 10 de los 45 empleados también están infectados y permanecen confinados en sus casas. 

La iniciativa surgió este viernes, "cuando varios vecinos estábamos tomando la fresca por la noche y vimos pasar tres ambulancias seguidas en poco rato", explica Pedro Biarge, promotor de esta concentración. "Los sentimientos están a flor de piel y decidimos que, como vecinos, teníamos que demostrarles el cariño a los residentes y trabajadores", añade. 

Cuando se ha marchado la ambulancia, se han colocado ante la valle que rodea el recinto y frente a la puerta principal. Han sido varios los trabajadores que han salido para corresponder a esta muestra de solidaridad y que, protegidos con los epis, se han sumado a los aplausos recibidos desde el otro lado de la verja. Además de las palmas, se han escuchado gritos de "ánimo" y "fuerza". Varios no han podio contener la emoción. Desde una de las ventanas superiores, un residente también ha saludado a los vecinos. 

"Estamos, con los pelos como escarpias como se suele decir, emocionados y deseándoles que todo salga bien", ha señalado Biarge. Este vecino también ha querido transmitir a Huesca, a su provincia y a todo Aragón un mensaje de responsabilidad. "Tenemos que ser llevar las mascarillas y cumplir con las distancias sociales porque al final, entre todos, esto saldrá bien, como decíamos en marzo", ha apostillado.

Precisamente, varias de las vecinas de Chimillas que se han sumado a la concentración ha comentado que en los meses más duros de la pandemia "fue una satisfacción que aquí no hubiera nada porque casi todas las residencias tenían algún caso y esta se salvó"

Un centro integrado en la localidad

Elena Fidalgo ha destacado que "muchos  hemos tenidos familiares en este centro y  tenemos conocidos porque estos residentes son personas que participan en las actividades del pueblo, vana misa, al bar, a la tienda, pasean y se hacen querer por la gente". La residencia lleva en esta localidad, cercana a la capital oscense, unos 15 años "y lo que está pasando nos toca el corazón, no dejamos de pensar en ello y estamos preocupados", añadió esta vecina.  

El alcalde de Chimillas, Miguel Ángel Torres, también ha acudido a la concentración. "La iniciativa ha partido de gente del pueblo que quería apoyar, animar y sobre todo mostrar su solidaridad con quienes están en la residencia pasando unos días muy malos por lo que se está sufriendo", manifestó. "Estos días se habla de Chimillas por los infectados y los positivos en covid y queríamos que supieran que estamos con ellos,  que estamos muy tranquilos de que esté con nosotros", añade. 

El alcalde apunta que con el gesto de este domingo se quiere apoyar a las personas: "Los residentes, los ingresados, la plantilla y los trabajadores que están en sus casas". "Sabemos que hacen todo lo posible, unos por estar bien y otros por cuidarlos y se trata de respaldarlos", añade. La residencia está gestionada por el Grupo Vitalia. 

Torres ha reconocido que lo que está pasando, se vive e la localidad con "tristeza".  "Estamos preocupados, pero no alarmados. Son situaciones que no nos gustan a nadie pero sabemos que trabajando y haciendo las cosas bien, al final se remonta y se tira adelante", precisa. Mirando el lado positivo de las cosas, el alcalde recuerda que "durante la época más dura de la pandemia, en abril, aquí no hubo positivos y el hecho de que la mayoría de los pacientes estén asintomáticos también es un halo de esperanza".

Etiquetas
Comentarios