Despliega el menú
Huesca

Cáritas y la Comarca critican el derribo de un asentamiento ilegal en Fraga

Aseguran que el Ayuntamiento tomó la decisión de forma unilateral sin contar con los Servicios Sociales ni los mediadores.

Asentamiento ilegal de temporeros de Fraga desmantelado por el Ayuntamiento/17-07-2020/Ayuntamiento de Fraga [[[FOTOGRAFOS]]]
Derribo del asentamiento ilegal de temporeros en Fraga.
Ayuntamiento de Fraga

La Comarca del Bajo Cinca y Cáritas Diocesana del Obispado Barbastro-Monzón han criticado el derribo de un asentamiento ilegal, realizado el pasado 18 de julio por el Ayuntamiento de Fraga, en el que malvivían sin agua ni luz un grupo de temporeros, a los que se trasladó al albergue municipal habilitado en el pabellón polideportivo del Sotet gestionado por Cruz Roja Huesca. 

Dos semanas después de esa acción, a través de un comunicado, las dos entidades manifiestan su desacuerdo ante una decisión unilateral del Ayuntamiento sin contar con ellos. Conocieron los hechos por el mediador de Cáritas desplazado al lugar para realizar el seguimiento de los asentamientos. Fueron los usuarios los que le explicaron que una máquina había ido a varios emplazamientos ubicados en la zona del SUP-1 de Fraga y los había derribado, en concreto una granja, una caseta y un almacén. 

Esta actuación, señalan, generó "la sorpresa, el malestar, las dudas y las inquietudes de los Servicios Sociales de la Comarca y Cáritas, ya que desde hace más de 15 años, ambas trabajan, con la colaboración de los ayuntamientos, para el bienestar de las personas que se ubican en los diferentes asentamientos repartidos por nuestra comarca, ofreciéndoles soluciones a largo plazo, teniendo siempre en cuenta la situación personal de cada uno".

Tres días después del derribo, el 21 de julio, solicitaron al Ayuntamiento de Fraga una reunión con carácter de urgencia, "sin que a día de hoy se haya recibido respuesta por parte del consistorio fragatino". 

Se preguntan "¿qué pasará con las personas que actualmente están ubicadas en el albergue una vez este se cierre?", pues no evita que las personas que hubiera en ellos puedan desplazarse y crear otros asentamiento, estos desconocidos por los Servicios Sociales y Cáritas, "con los problemas que conlleva el no tenerlos controlados". No cuestionan la acción, una medida "correcta", pero sí las formas, sin contar con las otras partes implicadas, pues "los años dedicados al trabajo con las personas que están ubicadas en espacios como los derruidos en Fraga crean una confianza entre los trabajadores sociales y los asentados que beneficia positivamente". 

Finalmente invitan al consistorio a seguir trabajando a tres bandas, como se ha hecho años atrás, para encontrar una solución a las infraviviendas donde se asientan los temporeros año tras año.

La alcaldesa de Fraga, Carmen Costa (PP), no ha querido entrar en la polémica, pero dice que "no los podíamos tener así", y recuerda las condiciones indignas en que vivían esos inmigrantes, ahora están en el albergue habilitado para personas sin techo, donde actualmente hay un total de 47. "Fraga fue la primera en crear un pabellón covid y otro para personas sin techo porque no queríamos a nadie en la calle. Ahora que hay donde llevarlos no los vamos a tener en un asentamiento ilegal". Costa dice que habló previamente con los afectados y con los propietarios de los terrenos.   

Por su parte, el presidente de la Comarca del Bajo Cinca (PSOE), Marco Ibarz, asegura que la cifra oficial de 16 desplazados al albergue era solo una parte, pues en los edificios derribados vivían más de 33 personas, algunas desde hacía seis años. "Ahora no sabemos dónde están, si en pisos de conocidos o han creado otros asentamientos ilegales". "Al llegar el mediador de Cáritas se lo encontró todo en el suelo", ha criticado, y se pregunta qué pasará con ellos cuando el día 30 de agosto se cierre el pabellón. "Si Fraga tiene un plan B, no lo ha explicado", declara. Entiende que hay que buscar una solución, "pero entre todos".     

Etiquetas
Comentarios