Despliega el menú
Huesca

El juez del Caso Oikos autoriza a intervenir las cuentas de jugadores del Reus en 2017

La investigación pretende determinar, a instancias de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, el presunto pago efectuado desde la Sociedad Deportiva Huesca de alrededor de 250.000 euros a los jugadores del Reus.

A las 9 de la mañana han comenzado a llegar al juzgado de Instrucción número 5 de Huesca los imputados por la segunda parte de la Operación Oikos, de amaño de partidos de fútbol.
El Palacio de Justicia de Huesca albergará en septiembre varias declaraciones de investigados.
Emilio Ralla

El juez de Huesca que instruye el caso 'Oikos', de amaños de partidos en el fútbol profesional español, ha autorizado a la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UCDEF) la intervención de las cuentas bancarias de los 26 miembros de la plantilla del Reus en la temporada 2016-2017.

Así consta en los autos judiciales dictados este mes por el magistrado, en uno de los cuales acuerda suspender las declaraciones de estos jugadores, inicialmente previstas para el 1 al 3 de septiembre próximo, a la espera de conocer en profundidad los movimientos realizados en sus cuentas.

Los investigadores pretenden determinar, a instancias de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, el presunto pago efectuado desde la Sociedad Deportiva Huesca de alrededor de 250.000 euros a los jugadores del Reus por ganar el partido que les enfrentó en junio de 2017 al Valladolid.

Los vencedores no se jugaban nada pero el Valladolid luchaba por meterse en el Promoción de Ascenso, algo que no logró y que sí hizo el Huesca, que acabó sexto la Liga regular.

En un auto dictado el pasado día 6, el juez autoriza a los responsables policiales a consultar el Fichero de Titularidades Financieras en relación a los jugadores del Reus en la temporada 2016-2017 en el marco de la investigación llevada a cabo por presuntos delitos de corrupción en el deporte y blanqueo de capitales.

En este escrito, el magistrado admite la existencia de indicios de ambos delitos, por lo que considera que la prueba de intervención solicitada "supera el test de proporcionalidad, necesidad e idoneidad" en el marco de las investigaciones realizadas.

En un breve relato de los hechos investigados, el juez apunta a que el equipo oscense, a través de su expresidente Agustín Lasaosa, de su exdirector médico Juan Carlos Galindo y de su contable Carlos Laguna, y en colaboración con prestamistas conocedores de la operación, entre ellos los jugadores Raúl Bravo y Carlos Aranda e Íñigo López, llevaron a cabo el supuesto amaño.

En un auto posterior dictado el pasado día 21, el instructor amplía la prueba de intervención y permite a los investigadores el acceso no sólo a las cuentas corrientes y de inversión de los jugadores, sino a aquellas en las que dispongan de facultad de disposición como autorizadas.

"Así -señala el escrito-, la diligencia englobaría la totalidad de cuentas bancarias sobre las que los investigados tienen facultades de disposición y, en consecuencia, permitirá corroborar si la percepción de la prima pudo ocasionar ingresos en efectivo carentes de una procedencia justificada o reducción en el uso de efectivo a través de retiradas en cajero u oficina bancaria".

En este escrito, el juez acuerda solicitar a la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) un informe relativo a las apuestas efectuadas en cuatro partidos de fútbol puestos bajo sospecha: el celebrado en abril de 2017 entre el Cariñena y el Sariñena (Tercera División), así como los disputados entre el Reus y el Valladolid en junio de ese mismo año, entre el Huesca y el Gimnástic en mayo de 2018, y entre el Valladolid y el Valencia en mayo de 2019.

También acuerda la suspensión de las declaraciones de la plantilla del Reus a fin de "garantizar el derecho de defensa de los investigadores, permitiéndoles declarar una vez tengan todos los elementos de juicios en los que se sostiene la imputación".

El magistrado, titular del Juzgado de Instrucción nº 5 de Huesca mantiene para el próximo 4 de septiembre las declaraciones, como investigados, de la Sociedad Deportiva Huesca a través de su representante legal, Manuel Torres, del propietario de la empresa Catering San Lorenzo, Luis Jesús Ardid, y de los jugadores Íñigo López y Jesús Enrique Salguero Ramos.

Además, en su último escrito, el juez acuerda la comparecencia como investigado, el próximo 6 de septiembre del gerente de la empresa de la construcción Pryobras, Jesús Sanagustín, a quien el instructor considera, junto al titular del Catering San Lorenzo, responsables de modificar facturas emitidas al club oscense a fin de facilitar el presunto amaño del partido Reus-Valladolid.

Por otra parte, el juez se da por informado de las alegaciones hechas por el representante legal de los jugadores Samu Sáiz y Carlos Martínez Briones para solicitar la nulidad de actuaciones respecto a sus clientes, aunque no toma una decisión al respecto. 

Etiquetas
Comentarios