Huesca
Suscríbete

huesca

Quejas de los vecinos de Barbaruens por el aluvión de barranquistas en la zona

Los residentes de este pequeño pueblo ribagorzano contabilizaron el sábado más de 150 practicantes. Alertan de que algunos no llevan mascarilla y de los problemas de tráfico y de suciedad que se generan.

Un cartel a la entrada del pueblo de Barbaruens recuerda la obligación de llevar mascarilla, aunque sea en espacios al aire libre.
Un cartel a la entrada del pueblo de Barbaruens recuerda la obligación de llevar mascarilla, aunque sea en espacios al aire libre.
Ángel Gayúbar

Los vecinos de Barbaruens, una pedanía de Seira, han hecho público su malestar por la "invasión" de barranquistas que está llegando este verano para realizar la conocida como ‘Aigüeta de Barbaruens’, el descenso más conocido de la Alta Ribagorza.

El elevado número de practicantes está ocasionando múltiples inconvenientes a la quincena de residentes habituales en este pueblo. Entre ellos está Luis Araguás, quien asegura estar muy preocupado por este aluvión "máxime en esta época de miedos y prevenciones por culpa de la covid-19". Y es que algunos de los deportistas se pasean por las calles del pueblo sin mascarilla y hacen caso omiso de las advertencias de los vecinos para que se la pongan.

"Desde hace bastantes años vivimos en los meses de verano verdaderas avalanchas de barranquistas, pero lo de estos días ha superado todo lo imaginable, nunca había aparecido tantísima gente por aquí", comenta Araguás apuntando que el sábado llegaron a contar más de 150 practicantes de barranquismo.

Los residentes reconocen que al problema de aglomeraciones se une el trasiego de vehículos por una carretera muy estrecha y su estacionamiento a la entrada de un pueblo sin zonas preparadas para el aparcamiento, lo que provoca embotellamientos puntuales. A ello se suma la suciedad y basuras que dejan muchos de los barranquistas en los campos y prados cercanos. "Esto es un chorreo continuo y, sobre todo, la entrada del pueblo se queda hecha una porquería; tanto es así que una familia que vive allí ha decidido marchar hasta que esto acabe por la situación de saturación", señala Araguás.

Los vecinos han pedido medidas a las empresas de turismo activo que trabajan en la zona para "minimizar" este impacto "aunque hay mucha gente que viene por libre y es muy difícil controlarla".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión