Despliega el menú
Huesca

huesca

El juzgado de Monzón archiva la denuncia penal por los contagios en el matadero Litera Meat de Binéfar, pero CNT recurrirá

El sindicato ha impugnado ante el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje 12 despidos que considera improcedentes por producirse en su mayoría como "castigo" por incapacidades derivadas de la covid-19.

Imagen del dispositivo para hacer test a la plantilla del matadero de Litera Meat que ha desatado la polémica.
Imagen del dispositivo para hacer test a la plantilla del matadero de Litera Meat que desató la polémica.
Rafael Gobantes

El Juzgado de Monzón ha archivado provisionalmente la denuncia penal presentada por CNT contra la empresa Litera Meat, de Binéfar, por los primeros 176 trabajadores (fueron 284 al final) que en su día dieron positivo en los test rápidos serológicos -que revelan si una persona tiene anticuerpos por haber pasado ya la enfermedad- realizados por el departamento de Sanidad tras detectar un brote en el matadero. De ellos, las pruebas PCR -que sí detectan la presencia activa del virus- solo confirmaron 15 positivos, el 1,6% de la plantilla total (más de 900 empleados)

Así lo han asegurado este miércoles los representantes del sindicato CNT Huesca-Monzón, que han anunciado también un recurso ante la Audiencia Provincial ya que siguen manteniendo que la actuación de la empresa que propició estos contagios podría ser constitutiva de un delito contra la seguridad de las personas trabajadoras y de sus familias por una "mala praxis".

Según ha explicado Fernando Martínez, responsable de la secretaría de Acción Sindical y Jurídica, el auto judicial ha decretado el sobreseimiento provisional argumentando el principio de "mínima intervención" del derecho penal. "Al Juzgado de Monzón le parece poca cosaque hubiera, según los informes de Salud Pública, 176 trabajadores contagiados por la falta de medidas ya que es obligación de la parte empleadora hacer todo lo posible por garantizar la salud", ha lamentado. 

El juez también rechaza seguir adelante con la denuncia por la falta de trabajadores personados en la causa, aunque CNT ha sumado ya siete empleados en el recurso ante la Audiencia de Huesca. "Y hacemos un llamamiento para que se sumen todas las víctimas, algunas de las cuales se han quedado con secuelas de por vida. Porque a nosotros eso no nos parece poca cosa como dice el Juzgado de Monzón, sino algo lo suficientemente grave para combatirlo por todos los medios", ha subrayado. 

Los responsables sindicales han acudido este miércoles a la sede del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje en Huesca por las demandas de conciliación interpuestas para impugnar 12 despidos de Litera Meat que consideran improcedentes ya que, denuncian, "en su mayoría" son un "castigo" por procesos de incapacidad temporal derivados de la covid-19. "Estamos aquí para cortar esta situación que consideramos una vulneración de derechos", ha resaltado Fernando Martínez. En unos casos reclaman la readmisión y en otros, los finiquitos correspondientes.

Pilar Acín, también del área de Acción Sindical de CNT Huesca-Monzón, ha denunciado que la empresa sigue incumpliendo las medidas de seguridad e higiene con los trabajadores. "En las entradas, en los vestuarios o en las zonas comunes no hay prácticamente ningún control. Se supone que Trabajo iba a hacer inspecciones pero nadie está verificando todo eso", ha afirmado. Y de hecho, ha asegurado que hay trabajadores con síntomas a la espera de test. 

Aparte del proceso penal impulsado por CNT, los sindicatos UGT y CC. OO. también presentaron en su día denuncias ante la Inspección de Trabajo por las condiciones laborales en el matadero tras las alarmantes imágenes de aglomeraciones que se vieron durante la realización de los test rápidos el pasado mes de abril.

Etiquetas
Comentarios