Huesca
Suscríbete por 1€

testimonio

Dembo Sedebeh, un temporero: "Me daba miedo, pero vine para proteger a los demás"

Él y otro compañero, Djibril Manga, han estado 13 días en el pabellón habilitado en Fraga para atender a temporeros contagiados. 

El equipo médico del pabellón covid junto a los dos últimos en recibir el alta, Djibril Manga y Dembo Sedebeh.
El equipo médico del pabellón covid junto a los dos últimos en recibir el alta, Djibril Manga y Dembo Sedebeh.
Patricia Puértolas

Dembo Sedebech, natural de Gambia, y su compañero de trabajo, Djibril Manga, de Senegal, recibieron el pasado jueves el alta médica y abandonaron el pabellón para positivos de Fraga, donde han permanecido aislados 13 días. Ambos confesaron haber acudido con cierto temor al espacio, ya que "no sabíamos qué iba a ocurrir y cómo estaríamos", señala Sedebech, que lleva seis años trabajando en la recogida de la fruta en el Bajo Cinca. 

"Me daba miedo, pero vine para proteger a los demás", detalla el temporero, que comparte piso con dos compatriotas, que dieron negativo en la PCR. Todo lo contrario ocurrió en casa de Djibril Manga, donde sus cinco compañeros dieron positivo, demostrando lo complicado que es detener el avance del virus en una vivienda pequeña, de escasas prestaciones y con un solo baño. 

A pesar de sus dudas iniciales, ambos dejaron el pabellón "muy contentos". "Nos hemos encontrado bien y nos han cuidado mucho", dijeron. Al igual que otros compañeros, ambos recibieron la ayuda de la trabajadora social para conseguir su prestación por desempleo. "Ahora, llamaremos a nuestra empresa y esperamos volver al trabajo", señalaron. De ello, depende su subsistencia, y la de sus familias, que están en sus países de origen.

Dos veces al día, al igual que el resto de usuarios, estos dos temporeros han recibido la visita de los enfermeros del equipo covid, que, además de controlar su evolución, han trabajado para que "se sintieran cómodos, seguros y tranquilos", indica uno de ellos, Carlos Boned. "Al principio, suelen ser esquivos, pero, una vez que comprenden que estás allí para ayudarles y ven que te preocupas por ellos, te devuelven todo el cariño", añade. El joven enfermero también forma parte del equipo dedicado a la realización de PCR en Fraga, donde se siguen haciendo unas 40 al día, la mayoría a población autóctona, que podría haberse contagiado en su entorno laboral o en reuniones con familiares y amigos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión