Huesca
Suscríbete

huesca

El campo de golf de Las Margas, en Sabiñánigo, permanecerá cerrado indefinidamente por falta de inversión

Los socios estaban dispuestos a aportar 30.000 euros pero el grupo Hotusa descarta asumir los 70.000 restantes necesarios. Ahora piden al menos un mantenimiento de la instalación.

El campo presenta un deterioro importante salvo la zona de los greens.
El campo presenta un deterioro importante salvo la zona de los greens.
Heraldo

El campo de golf de Las Margas, ubicado en el núcleo de Latas (Sabiñánigo), no reabrirá este verano. El grupo Hotusa, propietario de la instalación y del hotel Exe Margas Golf desde 2018, no quiere hacer frente a la inversión necesaria para su reapertura y pidió a los 132 socios que se hicieran cargo de ella, algo a lo que al final se han negado.

Los socios estaban dispuestos a asumir 30.000 euros del déficit previsto para que se pudiera reabrir, aunque fuera solo de julio a septiembre, y así salvar esta temporada de verano. Pero las negociaciones no han llegado a buen puerto. Ahora lo que piden es al menos un mantenimiento mínimo para que la situación no se convierta en irreversible. También se abren a hacerse con la gestión de la instalación de cara a próximas temporadas.

El campo de golf se cerró el pasado 14 de marzo, como consecuencia de la crisis sanitaria del covid-19, y cuando la provincia de Huesca comenzó la fase de desescalada, lo primero que hicieron los socios fue ponerse en contacto con la propiedad para requerir su reapertura.

El presidente de la junta directiva de la asociación Las Margas Golf, Manuel Echevarría, asegura que después de varias llamadas sin contestación se vieron obligados a enviar un burofax, con el que se iniciaron las conversaciones para intentar reabrir, por lo menos desde julio a septiembre. "Y durante ese periodo –explica– se estudiaría la posibilidad de que los socios nos quedáramos con la gestión, porque Hotusa es un grupo internacional y tiene más de 200 hoteles, pero ninguno con campo de golf como este", por lo que no tiene experiencia en este sector.

Con el inicio de la nueva normalidad, "se han centrado en la apertura de los hoteles y nos dijeron que no iban a hacer inversión en Las Margas, y que si queríamos el campo de golf abierto, teníamos que ser nosotros mismos los que corriéramos con ese gasto", añade Echevarría.

Los socios estaban de acuerdo en compartir el déficit que pudiera haber entre los ingresos y los gastos para reabrir el campo, "pero ellos también tenían que poner algo", sostiene el presidente de la junta directiva de la asociación. Calculan que la cantidad necesaria para abrir superaría los 100.000 euros.

Pero en las negociaciones, según los socios, el grupo Hotusa cada vez ponía condiciones más duras y exigían más, "y el pasado viernes ya les dijimos que no podíamos asumir esos gastos".

Así, el campo de golf permanecerá cerrado este verano y ante esta situación, los socios también han puesto sobre la mesa la posibilidad de asumir la gestión en futuras temporadas.

Este periódico ha intentado ponerse en contacto con el grupo Hotusa para conocer su postura, pero no ha obtenido respuesta.

Denuncian que el campo presenta un deterioro importante. Además de que ha crecido la hierba en los últimos meses, hay maquinaria estropeada "y eso es competencia de la propiedad, ya que son sus activos", dicen.

«Si se muere la hierba de los greens, es muy caro recuperarla»

Ahora, solicitan que se realice un mantenimiento del campo, porque de no hacerse, su recuperación sería prácticamente inviable. Afirman que en la actualidad hay únicamente dos personas que se ocupan de estas labores "pero no llegan a todo y tampoco tienen los medios suficientes". Critican que está "abandonado", salvo la zona de los greens, que las más delicadas ya que tienen una hierba especial, que cuesta mucho dinero y debe ser tratada. "Y si se muere eso, es muy caro recuperarlo", advierte.

Este campo de golf, que fue diseñado por José María Olazábal, tiene un total de 27 greens "y es maravilloso, además de que está en un entorno privilegiado. No lo podemos echar a perder", subraya Manuel Echevarría.

Además es un atractivo turístico para la zona, tal y como también reconoce la alcaldesa de Sabiñánigo, Berta Fernández, quien afirma que "al ayuntamiento no ha llegado una comunicación oficial de lo que sucede, aunque sé que había negociaciones en marcha". En su opinión, el cierre de la instalación "no es una medida acertada en estos tiempos y menos cuando se han ofrecido soluciones por parte de los socios".

Los aficionados al golf tendrán que conformarse con disfrutar de este deporte en el cercano campo de gol de Badaguás, en Jaca

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión