Despliega el menú
Huesca

El pleito de las pinturas murales de Sijena sigue atascado cuatro años después en la Audiencia de Huesca

Pese al retraso, el Gobierno de Aragón continúa confiando en que los frescos vendrán "porque es una causa justa". Las últimas monjas de Belén abandonarán el monasterio a mitad de mes

Muros desnudos en la sala capitular a la espera del retorno de los frescos.
Muros desnudos en la sala capitular a la espera del retorno de los frescos.
Heraldo

Las pinturas murales de la sala capitular del monasterio de Sijena están todavía muy lejos de volver a casa. Y eso que acaban de cumplirse cuatro años desde que el juzgado de Instrucción nº 2 de Huesca fallara a favor de Aragón y ordenara el regreso de su principal joya artística, que sigue expuesta en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC).

La sentencia fue dictada el 4 de julio de 2016 y dos meses después, apurando al máximo los plazos, fue recurrida por la Generalitat y el MNAC ante la Audiencia de Huesca, que aún no se ha pronunciado, aunque la resolución de este tipo de apelaciones no suele exceder de los seis meses o, al menos, así ocurre en otras audiencias como las de Zaragoza y Teruel. El presidente del órgano judicial, Santiago Serena, ya ha argumentado en varias ocasiones que existen otras prioridades como la jurisdicción penal o las causas civiles de familia.

En mayo de 2019, los abogados del Gobierno de Aragón y del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena remitieron un escrito recordando al tribunal provincial que el asunto seguía pendiente. Y en enero varios integrantes de la Plataforma Sijena Sí se plantaron ante sus puertas con el fin de urgir la resolución del recurso.

El abogado de Sijena, Jorge Español, cree que el problema estriba en "la falta de medios humanos", ya que "hay una sola sección de tres magistrados para toda la provincia que no pueden dar más de sí". El letrado señala que "es el Ministerio de Justicia quien debe resolver urgentemente ese grave problema, ya que una justicia que llegue demasiado tarde no es justicia".

A pesar de la demora, el Gobierno de Aragón sigue "confiando en que las pinturas murales vendrán, porque es una causa justa". En su opinión, "cualquier recurso no tendrá recorrido porque es un caso clarísimo. Y todo Aragón está pendiente de su regreso que esperamos poder celebrar muy pronto", indican desde el departamento de Cultura de la DGA. También se muestra deseoso de ese regreso el alcalde de Villanueva de Sijena, José Jaime Castellón, ya que, según explica, supondrá "devolver al cenobio gran parte de su esplendor".

Tras la sentencia emitida hace cuatro años, Aragón pidió la ejecución provisional del fallo, pero la magistrada del caso se opuso, argumentando que su decisión podía ser revocada (por la Audiencia y después, por el Supremo) y en ese caso, los frescos, de "extrema fragilidad", deberían soportar un doble traslado.

Además de urgir su resolución, la Plataforma Sijena Sí también cree indispensable que la DGA declare el 2013 como el año de Sijena con motivo del centenario de su declaración como Monumento Nacional y además, invierta en la elaboración de "un verdadero Plan Director", al considerar que el actual "es solo un borrador que no ha pasado ningún filtro de calidad por organismos independientes como la Universidad de Zaragoza ni responde a un plan museístico", señala su responsable, Juan Yzuel.

Para ello, exige "mayor voluntad y presupuesto" y crear una comisión de expertos, ya que "si queremos presionar a los estamentos jurídicos debemos dar señales claras de nuestra intención de completar la reconstrucción del monasterio", concluye.

Las visitas continuarán pese a la marcha de las monjas de Belén

El monasterio de Sijena se quedará vacío a mediados de este mes de julio, con la marcha de las últimas hermanas de Belén, que ya anunciaron su decisión de abandonarlo a finales de 2019, 35 años después de su llegada. Algunas de ellas ya han ido saliendo de forma paulatina en las últimas semanas y el resto tienen previsto hacerlo antes del próximo 15 de julio. Las religiosas se repartirán entre los monasterios que la orden posee en Jerez, Chile y Francia

Ahora mismo, según fuentes del Obispado de Barbastro-Monzón, "no se prevé que otra congregación ocupe el monasterio de forma inmediata". Las religiosas optaron por su salida al considerar que no se daban las condiciones adecuadas para su "vocación de silencio" y su "vida escondida", especialmente tras la llegada de las obras trasladadas desde el Museo de Lérida. 

A través de guías voluntarios, las religiosas regulaban las visitas al monasterio, a excepción de la sala dedicada a los bienes. La DGA asegura que ya está negociando con la propiedad -la orden de San Juan de Jerusalén- y que las visitas a estos espacios "continuarán"

Etiquetas
Comentarios