Despliega el menú
Huesca

huesca

Fallece a los 71 años Manolo Campo, alma del Belén de Monzón

La localidad oscense pierde a uno de sus personajes más populares y queridos.

Manolo Campo, junto a su Belén
Manolo Campo, junto a su Belén
HA

Monzón ha perdido este jueves a uno de sus personajes más populares y queridos: Manolo Campo. Decir Manolo es decir Belén, a pesar de su fugaz e intenso paso por la política municipal liderando al PAR, formación que regresaba a la Casa Consistorial durante el mandato de 2003 – 2007. Su voto fue decisivo para que el socialista Fernando Heras alcanzara la alcaldía. Manolo, que nunca fue un animal político ni quiso hacer carrera, ejerció de teniente de alcalde y concejal de Cultura y Turismo, sus áreas donde se sentía más cómodo y desde donde creía que podía proyectar más lejos la imagen de su querido Monzón.

Su verdadera pasión estaba aquel Nacimiento que cada Navidad montaba en su casa natal en la calle Blas Sorribas y que con los años, décadas, se ha convertido en uno de los emblemas de la ciudad y en uno de sus activos turísticos más relevantes que ha conseguido traspasar fronteras.

Hombre sencillo, de gran corazón y sólo una palabra en mente y boca: ‘Monzón’. Junto a un grupo de amigos y entusiastas de los belenes y del modelismo, fundó la Asociación Belenista Isaac Lumbierres de la que fue ‘alma mater’ y con la que cada Navidad, desde hace 58 años, se “armaba en Belén”.

Sus socios presumen de que Monzón cuenta con el Belén más grande del Mundo. Sea verdad o no, nadie le puede discutir su gran monumentalidad. El Belén de Monzón es una expresión de religiosidad popular pero también de cultura aragonesa ya que a lo largo de un montaje de unos 750 m2 se desarrollan escenas bíblicas, con parajes del Alto Aragón o aparecen figuras de iconos de nuestra Comunidad como Goya, Costa, Labordeta, o los hermanos Campo que fundaron el Belén. Una sorpresa que la asociación quiso brindar a su presidente hace unos años.

El Belén de Monzón fue uno de los fundadores de la Ruta de Belenes del Alto Aragón que más tarde se integraría en una ruta regional auspiciada por Turismo de Aragón. Más de 30.000 personas lo visitaban no sólo en Navidades si no a lo largo del año, porque además se puede ver un Museo de nacimientos donados de todo el Mundo y también los pasos de La Pasión de Monzón.

Manolo ejercía de anfitrión y orgulloso guía cuando a finales de noviembre o principios de diciembre, el Belén se inauguraba reuniendo a responsables políticos y religiosos de Aragón.

Todo ese torrencial de entusiasmo se quedó truncado el sábado cuando sufrió un ictus por el que tuvo que ser hospitalizado en Zaragoza. Fue irreversible. Esta tarde su hija Elena comunicaba su fallecimiento a los 71 años. De momento no se sabe cuándo será su funeral, pero sí que la capilla ardiente se instalará en la nave donde se encuentra el Belén Monumental de Monzón y Cinca Medio, el sueño de aquel niño de 12 años que en 1960 abrió las puertas de la ventana de su casa natal que daba a la calle para mostrar a todo Monzón su pequeño Belén.

Etiquetas
Comentarios