Despliega el menú
Huesca

Huesca

Los pueblos de Pirineo reclaman a la DGA los millones del impuesto de los embalses

La Asociación de Entidades Locales del Pirineo, Adelpa, piden reunirse con Departamento de Presidencia para abordar la reversión en el territorio de este dinero, que reivindican desde 2016.   

Reunión de la comisión ejecutiva de Adelpa celebrada este martes.
Reunión de la comisión ejecutiva de Adelpa celebrada este martes.
Adelpa

La comisión ejecutiva de Adelpa (Asociación de Entes Locales del Pirineo Aragonés) vuelve a reclamar la reinversión en los territorios afectados del dinero recaudado por el Gobierno de Aragón gracias al impuesto medioambiental sobre el agua embalsada con usos hidroeléctricos en la comunidad autónoma. El órgano de gobierno de la entidad ha acordado de forma unánime en la reunión celebrada este martes solicitar una reunión con el Departamento del Presidencia del Ejecutivo para abordar esta reivindicación, que se mantiene desde hace varios años.

La recaudación de este tributo ronda los 15 millones de euros anuales y gran parte de él se obtiene de los pantanos construidos en el Pirineo. Se empezó a recaudar en el año 2016, tras su aprobación mediante la ley autonómica 10/2015 de 28 de diciembre, y su objetivo es gravar la capacidad económica que se manifiesta en la realización de determinadas actividades que afectan negativamente al patrimonio fluvial natural de la Comunidad Autónoma.

El impuesto se basa en el daño medioambiental provocado por la alteración o modificación sustancial de los valores naturales de los ríos  como consecuencia del uso o aprovechamiento para la producción de energía eléctrica del agua embalsada, mediante presas situadas en el territorio de la Comunidad Autónoma de Aragón.

Desde Adelpa se ha reivindicado de forma reiterada durante los últimos años que el producto de la recaudación de este impuesto medioambiental se destine a la restauración medioambiental de los territorios afectados por embalses, que son el origen de este impuesto, y que son también los que sufren las afecciones medioambientales gravadas por el mismo.

Sin embargo, esta demanda no ha encontrado ninguna respuesta hasta el momento. Recientemente, Adelpa solicitó al Gobierno de Aragón conocer las cuantías recaudadas mediante este impuesto durante los últimos años. Según los datos facilitados, en 2017 se produjo una recaudación neta de 16,6 millones, que en 2018 fue de 13,3. Durante el primer año de vigencia de este gravamen se recogieron 14,9 millones. 

La asociación de ayuntamientos destaca que "una parte importante de estos recursos se están obteniendo de los embalses construidos en el Pirineo, con las fuertes afecciones territoriales y medioambientales que llevan produciendo desde hace décadas, y sin medidas de restitución o restauración medioambiental conocidas, que se hayan iniciado desde que se ha empezado a recaudar este impuesto".

Etiquetas
Comentarios