Despliega el menú
Huesca

"Alguno ha venido a hacerse la PCR y luego se ha ido de fiesta"

La coordinadora de enfermería de Atención Primaria del centro de salud de Fraga, Pilar Albás, está al frente del equipo que realiza las pruebas diagnósticas de covid y los enfermeros rastreadores,

Fraga realiza unas 80 PCR a contactos de los últimos positivos
Realización de pruebas en el centro de salud de Fraga.
Rafael Gobantes

La coordinadora de enfermería de Atención Primaria del centro de salud de Fraga, Pilar Albás, lleva varias semanas comiendo en su puesto de trabajo, y eso que su vivienda se sitúa a tan solo unos metros. "No hay tiempo para nada. La situación actual requiere ir más allá de nuestra obligación", dice. Y no le falta razón. De hecho, suya es la responsabilidad de dirigir a aquellos profesionales que se esfuerzan para ir por delante del avance del virus y cortar a tiempo la cadena de contagios.

Bajo su mando, hay grupos vitales en esta nueva lucha: el equipo que realiza las pruebas diagnósticas de covid y los enfermeros rastreadores, que siguen la pista de cada caso positivo hasta llegar a sus contactos. A raíz del brote de Zaidín, Fraga ha reforzado esta última figura. Y es que se trata de una tarea "ardua y nada sencilla", reconoce Albás. Los rastreadores fueron vitales para llegar hasta la empresa de Zaidín y después, a la hora de buscar los contactos de cada caso, analizando su entorno familiar y social. Y muchos se lo pusieron difícil. 

"Durante esta última semana, hemos tenido gente que ha venido a hacerse las pruebas y después, hemos sabido que ha estado de comida familiar o ha salido de fiesta, lo que nos ha obligado a volver a tirar del hilo e identificar otra vez a su entorno. Los positivos deben cumplir con la cuarentena y los contactos, también, aunque salgan negativos, ya que pueden desarrollar la enfermedad", subraya Albás. 

El aislamiento de los positivos es supervisado por el médico y la cuarentena de los contactos, por el rastreador. Para asegurarse del cumplimiento, "llamamos a diferentes horas y de ser posible, a un teléfono fijo", ya que "muchos no son conscientes de la importancia de mantenerse en casa". 

Albás insiste en que "el virus sigue con nosotros" y debemos cumplir las indicaciones. De lo contrario, "tendremos más brotes como el de Zaidín, donde el virus no surge de la empresa, llega a la empresa, desde una reunión familiar, desde un bar o desde un encuentro con amigos, donde no hemos cumplido con las medidas de contención: el uso de mascarillas, el lavado de manos y la distancia de seguridad". Ante ello, apela a la responsabilidad.

Etiquetas
Comentarios