Despliega el menú
Huesca

Sanidad asegura que el rebrote está "controlado" y descarta nuevas medidas por ahora

Sira Repollés ha visitado los centros de salud de Binéfar y Fraga y tiene previsto este miércoles mantener una reunión bilateral con el Ministerio. 

El Gobierno de Aragón no prevé "hoy por hoy" arbitrar más medidas para afrontar el rebrote surgido en las cuatro comarcas que han retrocedido a la fase dos. Así lo ha afirmado la consejera de Sanidad, Sira Repollés, en su visita a la zona, ya que considera que las emprendidas en los últimos días son "muy efectivas" y se han adoptado "en el momento adecuado". "Los resultados los veremos pronto", ha dicho en el centro de salud de Binéfar, donde se ha reunido en la mañana de este miércoles con el alcalde, el presidente de la comarca de la Litera y los profesionales sanitarios. 

El contacto con el Ministerio de Sanidad es permanente, pero hoy mismo se va a celebrar una reunión bilateral para poner al día las actuaciones y una segunda en la que participarán el resto de Comunidades. Sobre la posibilidad de limitar la movilidad y decretar el confinamiento de un municipio o un territorio, la consejera ha dejado claro que actualmente es una recomendación, al haber decaído el estado de alarma, pero si las condiciones epidemiológicas obligaran a ser más restrictivo, el Gobierno de Aragón se dirigirá al Gobierno central, "que es el que arbitraría la medidas".

El número de casos que se notifiquen hoy será parecido al del día anterior, "es lo esperable", y la evolución epidemiológica dictará qué hacer en los próximos días. En este sentido, Repollés ha apelado a la responsabilidad individual de los habitantes de estas comarcas (Bajo Cinca, Cinca Medio, Litera y Bajo Aragón-Caspe) para que limiten su movilidad.  

Sira Repolles ha insistido en que la actuación del Gobierno ha sido “rápida” y “pertinente” y que la situación actual está “controlada” y “bien resuelta”. “Se están haciendo muchas pruebas de PCR, con lo cual estamos detectando muchísimos casos, que son asintomáticos”. Desde el fin de semana se han realizado más de 700. El perfil es de personas jóvenes, sin síntomas, pero a los que se debe controlar para evitar los contagios.

La consejera ha recordado que a lo largo del fin de semana se han producido casos en industrias o en fincas agrícolas que aconsejaron, por las relaciones laborales y de movilidad en estas comarcas, establecer medidas especiales para evitar una transmisión comunitaria, "que pudieran extenderse al resto de la población”. Cree que el pase a fase 2, con la limitación de los aforos y las agrupaciones de personas (como  máximo 15) es lo que más ayudará, unido a la realización de pruebas y la prescripción de cuarentenas en los positivos y las personas que conviven.

La consejera cree que no habrá que proceder al cierre de otras explotaciones “pero esto es una cuestión dinámica y estamos trabajando día a día”. Respecto a la empresa de Zaidín cerrada para hacer las pruebas a la plantilla, deja en manos del propietario decidir cuándo estará preparada para reiniciar su actividad. La dificultad, según ha matizado, radica en contar con trabajadores que no presenten síntomas ni sean contacto de sintomáticos, y siempre que disponga de un plan de contingencia por si se debe volver a actuar.

En cuanto a los origenes del rebroto, ha insistido en la dificultad para conocer cuál es el primer caso. Pero la consejera de Sanidad parece tener claro que está "en lo trabajadores de estas empresas hortofrutícolas”. “El tema de la transmisión comunitaria no es tanto que algunos trabajadores organicen una fiesta, normal en la fase que estábamos, porque se podía, sino que hay otros de comarcas colindantes o de la misma comarca que han vuelto a su domicilio y han realizado las actividades propias de su fin de semana”, lo que ha llevado el foco fuera de la empresa.

El departamento ha reforzado las plantillas en Atención Primaria, sobre todo en la zona con más presión por la realizacion de pruebas. Este mismo miércoles se prevería la incorporación de refuerzos. 

La consejera, que después de Binéfar iba a visitar el centro de salud de Fraga, ha agradecido la actitud “pro activa” de las autoridades locales y comarcales y también de los equipos sanitarios. El alcalde de Binéfar, Alfonso Adán, valoró la colaboración con el Gobierno de Aragón. "Aunque parece un retroceso, lo importante es avanzar y cortar este brote epidémico", ha declarado. Pide la máxima concienciación de todos para respetar las medidas sanitarias "y tener las mejores condiciones laborales en la agricultura", pilar de las tres comarcas. "Hay que acotar y atajar lo antes posible estos brotes para dar tranquilidad a los vecinos, que están preocupados", ha afirmado. 

Regístrate en la newsletter de HERALDO y tendrás cada día toda la información sobre el coronavirus.

Sigue el última hora sobre el coronavirus

Consulta toda la información sobre la epidemia de coronavirus 

Etiquetas
Comentarios