Despliega el menú
Huesca

Denunciados por cruzar la frontera los dos esquiadores rescatados en Ordesa 

Pasaron desde Gavarnié, en Francia, a través de la Brecha de Rolando antes de sufrir un accidente que obligó a evacuarlos en helicóptero.   

Evacuación de uno de los esquiadores heridos en la Brecha de Rolando.
Evacuación de uno de los esquiadores heridos en la Brecha de Rolando.
Guardia Civil

Los dos ciudadanos franceses rescados el pasado domingo en la Brecha de Rolando, en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, cuando practicaban esquí de montaña, serán denunciados al haber cruzado la frontera y encontrarse en territorio español, ya que el estado de alarma impide atravesar de un país a otro. Se trata de un hombre y una mujer que resultaron heridos por una caída cuando practicaban esquí de montaña. Habían iniciado la actividad en Gavarnie (Francia). 

La Guardia Civil está obligada a interponer una denuncia de oficio, ya que incumplieron la normativa, aunque en el transcurso de las diligencias se valore su intencionalidad y si eran conscientes de encontrarse en territorio español. Según ha explicado la Subdelegación del Gobierno en Huesca, cuando llegue la denuncia se tramitará el correspondiente expediente y se evaluarán las circunstancias del caso. La sanción a imponer va de los 600 a las 3.000 euros.     

La Brecha de Rolando es una grieta entre montañas que separa Francia y España, transitable tanto desde el lado español, en territorio del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, como desde Gavarnie (Francia). Precisamente desde el vecino país resulta más accesible ya que existe un parquin que facilita la aproximación.

Los dos esquiadores eran franceses y tenía 50 y 51 años. El varón resultó herido con posible fractura de cadera y brazo y la mujer sufrió contusión en brazo y costillas. Uno de ellos se cayó, arrastrando a su acompañante unos 7 u 8 metros por la nieve.

Aunque los grupos de rescate que tiene la Guardia Civil en Aragón han tenido que realizar pocos salvamentos desde el inicio del estado de alarma, alguno ha acabado en sanción. El 24 de abril, un anciano de Graus fue evacuado después de tener un accidente cuando salió al monte, pese a que en estas fechas el confinamiento era total. De hecho, más tarde se supo que ya había sido denunciado en dos ocasiones anteriores por incumplir las restricciones de movilidad decretadas.

Ya en el inicio del confinamiento, el 20 de marzo, el Equipo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil con base en Mora de Rubielos (Teruel) denunció a un grupo de escaladores en Olba. Los deportistas, de origen extranjero, no respetaron las restricciones de movilidad impuestas por el estado de alarma y fueron obligados a suspender la actividad. El grupo se había desplazado en seis furgonetas. Un vecino alertó a la Guardia Civil , que se personó en el lugar para poner punto final a la excursión.

En Benasque, el 2 de mayo, en este caso el primer día que volvían a estar autorizadas las salidas a la montaña, un vecino de Benasque se cayó en un barranco sufriendo graves heridas -fracturas y traumatismos-. Los especialistas del Greim de la Guardia Civil lo evacuaron en camilla. En este caso no incumplió ninguna norma, ya que no salió del término municipal y no tenía restricciones horarias.

El primer rescate de la temporada en los barrancos de la sierra de Guara ocurrió el 24 de mayo. Un joven de 29 años vecino de la Jacetania se lesionó el tobillo y fue necesario activar al equipo de Huesca y el helicóptero para llevarlo al hospital. 

Etiquetas
Comentarios