Despliega el menú
Huesca

desescalada

Sin miedo a la covid-19 en el Salto de Bierge y Pozán

Los bañistas han seguido acudiendo este sábado al Salto de Bierge, cuya regulación todavía no ha entrado en vigor y por lo tanto se permiten los baños en el río Alcanadre.

Una pareja de Huesca llegando hoy al Salto de Bierge, Patrick y Miriam.
Una pareja de Huesca llegando hoy al Salto de Bierge, Patrick y Miriam.
J. L. P.

No ha sido un número muy significativo a pesar de ser fin de semana. Varias decenas. Muchos han optado por caminar y dirigirse a la Fuente de la Tamara, un espacio natural aguas arriba de la presa. Mientras que en las riberas del Alcanadre en el Salto de Bierge algunas familias y parejas han optado por pasar la jornada del sábado.

Ha sido el caso de Patrick y Miriam, de Huesca: "Mientras haya una distancia de seguridad apropiada no tiene porque haber contagios. Al ser un río el agua está en constante movimiento, será cuestión de hacer turnos con la gente que se está bañando, o bañarte unos metros más alejado. Es cuestión de civismo".

Montse y Sergio ya son habituales del Salto de Bierge. “Es la primera salida después del confinamiento que realizamos más lejos de Huesca y tampoco hemos encontrado mucha gente”.

De la Comarca de Somontano acudía el matrimonio Sonia y Luis de Abiego, visitantes "de toda la vida del Salto": “Son muchos días recluidos y se agradece el sol, la naturaleza y el agua pura. Hay tanto espacio para distribuir que veo muy complicado el contagio. La posibilidad es muy remota si es que la hay".

El Salto de Bierge, con un acceso regulado a 250 personas, debería abrir sus puertas el 15 de junio siguiendo la tónica de otros veranos. Si bien el Ayuntamiento está esperando el protocolo de actuación de la DGA para estudiar cómo abre y si acomete infraestructuras para cumplir con las normas sanitarias.

Etiquetas
Comentarios