Despliega el menú
Huesca

Los simpáticos intrusos de un centro cultural de Huesca

Una familia de patos se coló en el edificio aprovechando que estaba abierto por el periodo de matriculación de la escuela infantil.

La familia de patos en una de las salas del centro cultural.
La familia de patos en una de las salas del centro cultural.
Ayuntamiento de Huesca

La fauna campa a sus anchas estos días. Tanto que una pata se coló con total naturalidad este jueves en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca, aprovechando que las puertas estaban abiertas, seguida de su numerosa prole, una docena de crías. Aunque en el edificio la actividad está muy limitada, estos días se recogen en él las solicitudes para el próximo curso de la escuela infantil. Cabría pensar que la pata no estaba allí por este motivo. 

Los patos en perfecta formación en el interior del centro.
Los patos en perfecta formación en el interior del centro.
Ayuntamiento de Huesca

Para acceder hasta el centro apenas tuvo que caminar unos metros desde el cercano parque de Miguel Servet, en cuyos estanques los patos campan a sus anchas. Eso sí, es necesario atravesar algunas calles con tráfico, un peligro del que salieron indemnes. Para sorpresa de los viandantes y de los trabajadores del Ayuntamiento de Huesca que prestan servicio en el centro, los patos parecían estar la mar de tranquilos. De hecho recorrieron parte de la planta baja antes de volver a la calle. 

Las imágenes de los simpáticos intrusos, captadas por un empleado, han sido difundidas por el Ayuntamiento a través de sus redes sociales.  

    

Etiquetas
Comentarios