Despliega el menú
Huesca

Los afectados celebran "el final de la lucha" y los regantes dicen que Biscarrués "ya no estaba en la agenda política"

Riegos del Alto Aragón reprocha que "ya había desaparecido de los planes del Gobierno de Aragón y del esquema de temas importantes de la Confederación Hidrográfica del Ebro".

Javier Lambán y César Trillo, presidente de Riegos, en la jornada informativa de Huesca.
Javier Lambán y César Trillo, presidente de Riegos, en la jornada informativa de Huesca.
Rafael Gobantes

La sentencia del Tribunal Supremo sobre Biscarrués ha generado un aluvión de reacciones. Mientras los municipios de la ribera del Gállego afectados por el embalse celebran el fallo, los regantes consideran que "ya no era una prioridad política", pues el proyecto llevaba aparcado desde la moción de censura de Pedro Sanchez a Mariano Rajoy.  

La Comunidad General de Riegos del Alto Aragón, beneficiaria de la presa, aplaza su pronunciamiento a un análisis en profundidad de la resolución judicial. Sí ha resaltado que es una resolución desestimatoria sobre un anteproyecto y una declaración de impacto de 2011 y 2012, pero justifica que estas cuestiones fueron solventadas con posterioridad en la redacción de un nuevo proyecto mediante convenio firmado con la empresa estatal Acuaes en el año 2016.

"La situación actual solo pone en evidencia la falta de voluntad política que ya se había puesto de manifiesto con anterioridad a hoy", señala en un comunicado. El proyecto, señala, "ya había desaparecido de los planes del Gobierno de Aragón y del esquema de temas importantes de la Confederación Hidrográfica del Ebro", y considera que en esta situación "sería muy dudoso pensar que constituyera una prioridad política, aunque la resolución hoy conocida hubiera sido favorable".

Por contra, para los ayuntamientos afectados y la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos, supone “la puntilla” al proyecto, que dan por “finiquitado”. “Se ha celebrado con lágrimas de alegría porque es el final a muchos años de lucha y de desgaste. Sabemos que tenemos razón y detrás hay unos argumentos legales. No cabe opción a recurso”, ha declarado Lola Giménez, concejal de Biscarrués y portavoz de la Coordinadora. 

“Esta sentencia crea un precedente sobre la protección de los ríos, ya que sienta jurisprudencia en la aplicación de la Directiva Marco del Agua, y ahora las empresas de aguas bravas y los pueblos de la zona van a tener un desarrollo sin hipoteca”. Respecto a los argumentos de los regantes de que se podría empezar de cero la tramitación, cree que no es posible “con una sentencia tan contundente". 

Etiquetas
Comentarios