Despliega el menú
Huesca

huesca

Peñistas, hosteleros, comerciantes y danzantes coinciden: "Duele suspender San Lorenzo, pero era lo más responsable"

Los peñistas animan a hacerse socio pese a todo y los hosteleros dicen que perderán el 40% de beneficios del año con la cancelación de las fiestas.

Algunos oscenses secundaron una convocatoria lanzada por las redes sociales para salir a los balcones con la pañoleta verde, el símbolo más laurentino, para expresar su tristeza por la suspensión de San Lorenzo.
Algunos oscenses secundaron una convocatoria lanzada por las redes sociales para salir a los balcones con la pañoleta verde, el símbolo más laurentino, para expresar su tristeza por la suspensión de San Lorenzo.
Pablo Segura

Era algo ya esperado, sobre todo viendo antecedentes recientes y cercanos como La Vaquilla de Teruel o los Sanfermines de Pamplona, pero aun así, la confirmación de la cancelación de las fiestas de San Lorenzo fue un mazazo anímico para los oscenses. Pese a ello, la inmensa mayoría se mostraron comprensivos con la decisión del Ayuntamiento de Huesca, tomada por acuerdo de todos los grupos, porque es "lo más responsable" ante la pandemia.

El alcalde confirmó la noticia este viernes "con dolor" tras reunirse telemáticamente con los portavoces municipales y los representantes de las peñas (Alegría Laurentina, La Parrilla, Los Que Faltaban, Zoiti, 10 d’Agosto y Los 30). Antes se lo había adelantado también al obispo de Huesca, Julián Ruiz. Además, anunció que el presupuesto, que en 2019 superó los 750.000 euros, se destinará a cubrir necesidades de los oscenses derivadas de la crisis.

Luis Felipe justificó la cancelación por el "elevado riesgo" de que hubiera un rebrote de la enfermedad dado el "modelo" de las fiestas por las aglomeraciones que registran muchos actos. Y puso como ejemplo las 8.000 personas que se reúnen cada 9 de agosto en el chupinazo, las 10.000 diarias que acuden a las verbenas o las 9.000 del recinto ferial. Recalcó que "garantizar la salud de los oscenses ha sido en todo momento el principal criterio".

Aseguró que los danzantes, las peñas, la hostelería, el comercio, las mairalesas, las asociaciones de barrio, las asociaciones deportivas... "todos han estado en nuestra mente a la hora de tomar esta complicada decisión". Y lanzó un guiño especial a las asociaciones culturales, grupos folclóricos, grupos de animación y al sector cultural en general, "a los que sin ninguna duda vamos a tener muy en cuenta los próximos meses", se comprometió.

El alcalde remarcó que han decidido tomar la decisión "de forma inmediata" para que los oscenses organicen sus períodos vacacionales y que los negocios relacionados con San Lorenzo eviten hacer gastos innecesarios. Felipe dejó claro que no habrá actos alternativos y que la suspensión será "total" ante la imposibilidad de garantizar las medidas sanitarias y de distanciamiento social. "Huesca volverá a oler a albahaca y a bailar al ritmo de los danzantes", dijo esperanzado.

"Era un secreto a voces"

Desde las peñas recreativas lamentaron la suspensión pero tampoco les cogió de sorpresa. "Era un secreto a voces y es entendible", señaló Javier Ibarz, presidente de la Alegría Laurentina, quien también reconoció el daño económico ya que los carnés de socios suponen más del 80% de sus ingresos anuales. Por ello, hizo un llamamiento a los oscenses para sumarse a las campañas de captación que volverán a lanzar, y pidió al Ayuntamiento "sensibilidad" para futuros años "porque aparte de ser una parte importante de las fiestas, también generamos economía".

Álvaro Antoñanzas, presidente de Los Que Faltaban admitió que "era algo que se veía venir, aunque te negabas a aceptarlo del todo, pero es lo mejor para la ciudad ya que lo más importante es la salud". También reconoció las pérdidas que les supondrá, pero confía también en amortiguarlas con la campaña de captación de socios. Una opinión similar a Ana Lite, de la 10 d’Agosto, quien apela a sus socios para que sigan colaborando con la peña "para mantenernos este año que va a ser muy complicado", advirtió. Confesó que "la decisión duele y nos deja tocados, pero hay que pensar ya en 2021".

"Te arrancan algo del alma"

A eso se agarra también Loreto Larripa, de La Parrilla. "Estamos tristes porque es como si te arrancaran algo del alma, pero no queda otra. Cogeremos las del año que viene con el doble de ganas". Además, entiende que se haya anunciado con 3 meses de antelación "porque unas fiestas no se organizan de un día para otro".

Mientras, Carmelo Bosque, presidente de la Asociación de Hostelería y Turismo, dijo sentir "tristeza pero también responsabilidad" y apoyó la decisión del Ayuntamiento pese al duro varapalo para el sector ya que el 40% de sus beneficios anuales salen de San Lorenzo. Además, cree que se podría generar un "efecto llamada". Aun así, no cierra la puerta a que haya actos alternativos "y quizá por ello sea el momento de repensar un modelo festivo sin tanto ruido y follón".

Desde la Asociación de Comerciantes reconocieron que la suspensión les deja "tristes", pero admitieron que "había que hacerlo por responsabilidad".

"Sería un riesgo bailar"

Para la Agrupación de Danzantes, "es una noticia esperada y triste, pero también la más responsable", según su secretario, Santos Santolaria. El confinamiento les había obligado a retrasar ya los ensayos y por ahora no se plantean hacer ningún acto simbólico. "Somos 27 danzantes y con los 30 o 40 músicos de la banda sería un riesgo para la salud", opina. El Obispado, de hecho, solo estudia celebrar la misa del día 10 pero televisada. 

Etiquetas
Comentarios