Despliega el menú
Huesca

Aragón pide la mediación del Gobierno central ante la negativa de Francia a abrir el túnel de Bielsa

El prefecto de Altos Pirineos descarta hacerlo antes de mediados de junio y el consejero Soro propone la circulación en franjas horarias y colaborando en los controles fronterizos. 

El túnel internacional de Bielsa está cerrado desde el pasado 14 de abril.
El túnel internacional de Bielsa está cerrado desde el pasado 14 de abril.
DGA

El paso fronterizo de Bielsa permanecerá cerrado al menos hasta mediados del mes de junio. El prefecto de Altos Pirineos todavía no ha contestado oficialmente a la petición de reapertura formulada por el presidente de turno del Consorcio del Túnel de Bielsa-Aragnouet, el consejero aragonés de Vertebración del Territorio José Luis Soro, pero ya ha avanzado en declaraciones a la prensa de su país que habrá que esperar a las puertas del verano.

Esta demora ha llevado al Gobierno de Aragón a pedir la intervención de la Delegación del Gobierno de Aragón, que "está en contacto con el Ministerio (de Asuntos Exteriores) para poder hacer fuerza por ambas partes", indicaron fuentes del organismo que representa a la Administración General del Estado. De momento, Francia ha dicho que volverá a revisar la prórroga en 15 días, añadieron. 

El túnel se clausuró el 14 de abril sin definir una fecha de apertura. Desde ese día, la Comunidad Autónoma se encuentra conectada con Francia únicamente por la carretera del túnel de Somport, ya que los otros tres pasos se encuentran cerrados. Esto provoca que los transportistas y ciudadanos con permiso laboral de tránsito entre los dos países que utilizaban Bielsa se vean obligados a dar largos rodeos por Canfranc o Viella.

El 30 de ese mes, Soro pidió el levantamiento del decreto a partir del 12 de mayo, coincidiendo con la desescalada en ambos países, pero sin éxito. El Consorcio no ha recibido ninguna respuesta oficial de la Prefectura, solo una comunicación verbal de la directora del gabinete del prefecto al director del Consorcio, indicándole que el cierre se iba a prolongar más allá del 12 de mayo, sin dar ninguna fecha.

El prefecto, Brice Blonde, sí ha indicado un calendario a la prensa francesa. “No, no es posible volver a abrir rápidamente”, ha asegurado en una entrevista, aludiendo a las palabras del ministro del Interior sobre que no habrá modificaciones en las restricciones en las fronteras “hasta mediados de junio”. Y da dos razones para el cierre, que han sorprendido en España: la primera, la petición de los ciudadanos de restringir el tráfico por el aumento de vehículos pesados; y la segunda, la falta de efectivos policiales para la vigilancia.

En alusión a las peticiones realizadas “de nuestros socios aragoneses”, entiende que quieran tener “una circulación más fluida”, pero la reapertura exige poner una patrulla permanente de la Policía de Fronteras (PAF) y “no podemos permitirnos hacer esto”, pues se debe concentrar en determinados puntos. Curiosamente, el túnel Bielsa-Aragnouet es el único paso de ese departamento. “No está previsto reabrir el túnel antes del mes próximo”, concluye el prefecto.

En vista de estas declaraciones, José Luis Soro se dirigió este martes por carta a la delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, para solicitar su colaboración, "con el fin de poder trabajar juntos" para acordar una fecha razonable. El consejero de Vertebración Territorial justifica que la distancia entre el túnel de Somport y el de Bielsa-Aragnouet es suficientemente relevante como para prever al menos estos dos pasos transfronterizos abiertos a corto plazo. También alude a la necesidad de "reanudar la actividad económica a ambos lados de los Pirineos, comenzando por el transporte de mercancías, principalmente de origen agroalimentario", con puntos de origen y destino ubicados entre la provincia de Huesca y la de Altos Pirineos.

El cierre actual tiene un impacto directo, advierte, en los trabajadores transfronterizos de la Comarca de Sobrarbe y los valles de Nestes y Louron (Francia), y en particular en el personal vinculado a la gestión del túnel y sus carreteras de acceso. "Impone una difícil situación a estos trabajadores transfronterizos, ciudadanos europeos, dejándoles en unas condiciones más penalizadoras y discriminatorias que para otros trabajadores franceses y españoles en sus desplazamientos profesionales".

A la vista de las preocupantes noticias motivadas por las declaraciones del prefecto, en las que además hablaba de que el problema se centra en la organización de la Policía de Fronteras, Soro plantea dos propuestas para las que necesita la colaboración de la Delegación del Gobierno. La primera pasa por abrir solo en ciertas franjas horarias. Basándose en los datos de tráfico entre el 15 de marzo y el 14 de abril de 2020, podría ser de 6.00 a 20.00, de lunes a viernes. La segunda se refiere a la colaboración entre las fuerzas de seguridad españolas y la policía de fronteras francesa a la hora de establecer los controles, e incluso analizar la posibilidad de planificar dichos controles mediante un muestreo horario aleatorio en lugar de un control continuo.

El asunto no solo preocupa a este lado de la frontera. Michel Pélieu, presidente del Consejo General de Altos Pirineos, ha enviado una carta al presidente Enmanuel Macron solicitando tener en cuenta la dimensión turística de esa zona en verano, así como su conexión con España.

El cierre, de momento y dadas las restricciones de circulación, afecta a las empresas de transporte y a los profesionales que trabajan en el otro país. Algún ciudadano incluso ha tenido que alquilar una vivienda en Francia ante la imposibilidad de desplazarse a diario. Y hay empresarios de la comarca con intereses comerciales en Francia que han pasado de hacer 300 kilómetros en un día a 700, al tener que cruzar por Somport o Viella. 

Etiquetas
Comentarios