Despliega el menú
Huesca

LA litera

Se hunde el tejado de la iglesia mudéjar de Peralta de la Sal tras años de abandono

Es un bien catalogado y guarda la pila bautismal de San José de Calasanz, fundador de las Escuelas Pías, que nació en esta localidad. El templo es propiedad del obispado de Barbastro-Monzón.   

El Ayuntamiento de Peralta de Calasanz, en la comarca de La Litera, ha dado la voz de alerta ante el hundimiento de parte del tejado de la iglesia de Santa María de Peralta de la Sal, núcleo que pertenece al municipio. El derrumbe se observó este sábado por parte de un vecino de la localidad que dio aviso del incidente. El edificio está cerrado al culto y las visitas desde principios de este año. En 2004 ya se comunicó al Gobierno de Aragón y del obispado de Barbastro-Monzón el deterioro del inmueble. 

El templo, construido en siglo XVII, está catalogado como patrimonio del Aragón Mudéjar y en su interior se halla la pila bautismal de San José de Calasanz, fundador de las Escuelas Pías y que nació en 1557 en Peralta de la Sal.  

El alcalde de Peralta, Luis Pedro Boteller, ha explicado que además de en 2004, se avisó del progresivo deterioro de la cubierta de la iglesia en 2013 y en 2018, "pero nunca nos han contestado". Este domingo, tras una reunión urgente de la corporación se envió de forma telemática información sobre lo ocurrido el sábado a la Dirección General de Patrimonio y este lunes se ha enviado una carta. "Confiamos en que tras el derrumbe de dignen en contestar y dar una solución antes de que se pierda y se caiga por completo la iglesia, ya que en estos días han aparecido más grietas en la fachada principal", ha señalado el primer edil. La memoria de actuación redactada hace 16 años cifraba en 200.000 euros el arreglo del tejado.

Desde la Dirección General de Patrimonio han indicado que la obligación de velar por el mantenimiento de esta iglesia corresponde a quien ostenta la propiedad del bien, que en este caso es el obispado de Barbastro-Monzón. En cualquier caso, desde la administración autonómica se desplazará en los próximos días un arquitecto para evaluar los daños, han confirmado las mismas fuentes. 

La iglesia de Santa María está cerrada al culto y a las visitas desde principios de este año debido a la situación en la que se encuentra. Por las dimensiones del templo, aquí se celebraban las misas desde Semana Santa hasta septiembre. Durante el resto del año lo files acuden a otra iglesia de la población que es más pequeña. No obstante, la de Santa María recibía al año unas 10.000 visitas, que es el número de personas que acude al santuario de San José de Calasanz, construido en torno a los espacio vinculados al santo. 

En la iglesia de Santa María destacan las yeserías que decoran su interior y que constituyen "la decoración más genuina y autóctona de la primera etapa de la arquitectura barroca en Aragón", según recoge Patrimonio. Por el momento, estos elementos no han resultado dañados, ya que la zona del tejado que de hundió se quedó encima de esas bóvedas, según explica el alcalde. "Sí hay algunas zonas afectadas por humedades, ya que la cubierta tiene goteras", añade. 

La parte hundida se ha tapado con plásticos y chapas para evitar que entrase el agua, ya que ayer llovió de forma intensa  y hay previsiones de precipitaciones para esta semana, indica Luis Pedro Boteller.

En la misma página web del Patrimonio se afirma que la parroquial es "uno de los ejemplos más relevantes de la provincia de Huesca". Está completamente decorada con estos materiales, que

Para esta decoración se utilizaron los tradicionales motivos de lazo, además de estrellas de ocho puntas y cruces, enmascarando las estructuras arquitectónicas y desmaterializando el espacio. Por sus características y su cronología, puede relacionarse este conjunto con el arquitecto Juan de la Marca, autor de obras semejantes en Juseu, Brea de Aragón o San Ildefonso de Zaragoza. 

El 16 de agosto de 2002 se publicó en el Boletín Oficial de Aragón la Orden del 30 de julio de 2002 del Departamento de Cultura y Turismo, por la que se declara Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés la Iglesia de Santa María en Peralta de la Sal, término municipal de Peralta de Calasanz (Huesca).

Etiquetas
Comentarios