Despliega el menú
Huesca

Sucesos 

Amplio despliegue policial en el poblado chabolista del camino de Jara en Huesca

La Policía Nacional rodeó las viviendas y cortó los accesos a este asentamiento, ubicado a 1 kilómetro del casco urbano. La grúa retiró varios vehículos que carecían de seguro y no hubo detenidos. 

El asentamiento chabolista ubicado en la zona de Loma Verde de Huesca y también conocido como el poblado del Camino de Jara ha sido este viernes escenario de un amplio despliegue policial. La intervención, a cargo de la Policía Nacional, se ha alargado durante más de cuatro horas y se ha saldado con la retirada de varios vehículos que no disponían de seguro de circulación. No ha habido detenidos.

La operación ha comenzado poco antes de las 16.20. A esa hora, la mayoría de los vecinos estaban en sus casas aunque no han tardado mucho en percatarse de lo que sucedía. El poblado, situado junto a la carretera de Apiés, tiene dos accesos y por ellos han llegado los vehículos policiales. Las furgonetas y los coches patrulla, además de algún vehículo camuflado, se han colocaron a ambos lados de las viviendas y las han rodeado.

Los agentes, que portaban mascarillas y guantes, han esperado en la calle cerca de sus vehículos hasta que han empezaron a salir los vecinos preguntando cuál era el motivo de su presencia allí. En el operativo han participado agentes de la UPR (Unidad de Prevención y Reacción) de Zaragoza y Policía Nacional de Huesca, con el apoyo de la Policía Local de la capital oscense.

En el asentamiento de Loma Verde, entre casetas prefabricadas y chabolas, viven unas 80 personas. De ellas, la mayoría son menores de edad. A parecer, el operativo se desarrolló sin grandes problemas y no fue necesario utilizar el material antidisturbios (escopetas para lanzar pelotas de goma y escudos) que portaban algunos agentes. Los accesos al poblado han quedado cortados mediante la colocación de los coches de la Policía para evitar salidas y entradas durante el despliegue. Aún así, ha habido conductores que han insistido a los agentes para que les franquearan el paso hasta el lugar pero que han tenido que darse la vuelta.

Junto a las chabolas del camino de Jara se amontonaban algunos coches. Casi una hora después de que se activara la operación la grúa ha empezado a llevarse vehículos al depósito municipal. La retirada se ordenó por falta de seguro, según comprobó la policía al requerir la documentación.

Un enfrentamiento anterior

En este poblado se produjo hace unos días un enfrentamiento verbal entre la Policía Nacional y varios vecinos. Ocurrió el lunes 4 de mayo. Una de las patrullas que recorren la ciudad para comprobar que se cumplen las medidas establecidas durante el estado de alarma observó que un coche circulaba con cuatro ocupantes, algo que estaba prohibido en ese momento.

Los agentes siguieron al vehículo hasta Loma Verde, donde este paró. Allí trataron de identificar a las personas que iban en el coche, que dificultaron esta labor. Un rato después del altercado, la policía abandonó la zona. Tampoco hubo detenidos.

Este reducto chabolista data de 2002. El Ayuntamiento levantó nueve viviendas prefabricadas para trasladar a las familias que vivían en la barracas de la carretera de Apiés. Estas se derribaron y las 31 personas que las ocupaban se realojaron en el camino de Jara, a 1 kilómetro de la ciudad .

Se ideó como primera fase de un proyecto cuyo fin último era asentar a estas familias en viviendas del casco urbano. Pero 18 años después no se han conseguido los objetivos planteados. Los responsables municipales admiten «que la situación es compleja y la resolución difícil»

Etiquetas
Comentarios