Despliega el menú
Huesca

El plan de depuración del Pirineo se desbloquea con el inicio de las obras en Sallent de Gállego

La planta dará servicio también a Formigal y tiene capacidad para una carga de 7.500 habitantes en temporada alta, ampliable hasta 12.000.

Inicio de los trabajos para construir la depuradora de Sallent-Formigal.
Inicio de los trabajos para construir la depuradora de Sallent-Formigal.
Gobierno de Aragón

Los municipios del Pirineo llevan casi tres décadas esperando la construcción de depuradoras. Desde que el Gobierno de España declaró de interés general el saneamiento de los ríos en sus cabeceras, solo se habían construido el 10% de las proyectadas, por lo que la mayor parte seguían arrojando a los cauces sus aguas residuales. El final de este largo bloqueo se ha materializado esta semana con el inicio de los trabajos de la planta de Sallent de Gállego, que además dará servicio a la estación de esquí de Formigal mediante un colector de 4 kilómetros. Se trata de una de las localidades con mayor carga contaminante. 

El Gobierno de Aragón ha anunciado este jueves el inicio de las obras, con la firma el pasado 4 de mayo del acta de replanteo.  La depuradora está diseñada para una carga máxima de 7.500 habitantes equivalentes en temporada alta, ampliable hasta los 12.000, en el caso de que fuese necesario en el futuro. La obra ha sido adjudicada a la empresa aragonesa Idecon SAU por un importe de 5.164.808 euros y cuenta con un plazo de ejecución de obra de 20 meses y un periodo de funcionamiento inicial de 18 meses.

Es la primera depuradora del Pirineo puesta en marcha por el Gobierno de Aragón mediante ejecución directa, después del fracasado modelo concesional que quedó paralizado por la crisis económica. El nuevo plan del Ejecutivo autonómico consiste en  ejecutar de forma directa las 19 de mayor tamaño (más de 1.000 habitantes equivalentes), rescindiendo los anteriores contratos concesionales. La inversión asciende a 74,26 millones de euros.

A la de Sallent seguirá la de Ansó, ya adjudicada, y este año está previsto licitar las de Benasque, Torla, Canfranc- Estación y Panticosa. Además, se avanza en la redacción de los proyectos de las depuradoras que se licitarán a partir de 2021: Aínsa, Boltaña, Villanúa, Castiello de Jaca, Canfranc- Pueblo, Piedrafita de Jaca, Fiscal, Broto- Oto, Cerler, Candanchú y Bielsa. 

En total, 66 núcleos del Pirineo con instalaciones ya proyectadas seguían vertiendo directamente al cauce las aguas residuales, una situación que les ha acarreado expedientes sancionadores por parte de la Confederación Hidrográfica. 

En paralelo a la ejecución directa de las plantas más importantes, el Gobierno de Aragón ha establecido un sistema de subvenciones, dotado con 46 millones hasta el año 2024, para la construcción de las depuradoras en los núcleos de menos de mil habitantes equivalentes, en el que son las entidades locales las responsables de la licitación, contratación y ejecución de las obras.

La primera convocatoria de subvenciones se resolvió en diciembre de 2019, con un total de 16 actuaciones por 6,3 millones de euros. La segunda, para este año, está pendiente de resolución. Se han recibido 48 solicitudes de 31 ayuntamientos de la Jacetania (10), Alto Gállego (1), Sobrarbe (11), La Ribagorza (9).

Etiquetas
Comentarios