Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

huesca

"Tenemos miedo de que la casa de al lado se nos caiga encima y estamos indefensos"

Un vecino de Alfántega denuncia el peligro de derrumbe de una vivienda adosada a la suya y cuya ruina ha empeorado con las lluvias. El Ayuntamiento, de 130 habitantes, dice no tener recursos suficientes para actuar.

Ramón Bestregui llegó de Argentina hace ya 20 años hasta Alfántega, en la comarca del Cinca Medio, y echó raíces, comenzando a arreglarse una casa. Este camionero de profesión se siente un privilegiado por poder vivir en este pequeño pueblo de apenas 130 habitantes, pero desde hace varios años vive con un continuo temor: que la vivienda abandonada colindante se derrumbe encima de la suya, donde reside con su mujer y dos sobrinas. Las últimas lluvias, asegura, han empeorado el maltrecho estado del inmueble y este miedo ha aumentado. Sin embargo, se siente "indefenso" porque hasta ahora ha llamado a "muchas puertas" pidiendo que se actúe para eliminar este riesgo pero no ha obtenido respuesta.

El alcalde de Alfántega, José María Civiac, reconoce que existe un grave problema por el estado de este inmueble, conocido como la 'Casa de la Francesa', sobre el que hay abierto un expediente municipal de ruina desde el año 2017, pero también justifica que este pequeño Ayuntamiento no tiene "recursos suficientes" para poder actuar y llevar a cabo su derribo por el elevado coste que debería asumir sin garantía de retorno. 

"Está abandonada, llena de grietas y con las lluvias del últimos mes y medio se ha caído ya un tercio de la estructura. Menos mal que de momento el derrumbe ha sido hacia el otro lado, pero tenemos miedo de que al final se nos caiga encima de la nuestra", explica Ramón Bestregui, que el 2 de mayo de 2014 presentó el primer escrito en el Ayuntamiento denunciando esta situación y el peligro que conllevaba no solo para su vivienda sino también para las personas que transitaran por la calle, y pidiendo que se tomaran "las medidas oportunas para evitar daños personales y materiales".

Asegura que no obtuvo respuesta y por ello en 2016 volvió a pedir ayuda al Ayuntamiento solicitando su derribo por la insalubridad y el peligro de derrumbe "ya que el techo se encuentra colapsado, existen grietas amplias y multitud de ratas", advertía entonces. También acudió a otras instancias como la Justicia, la Guardia Civil, la Oficina del Consumidor... "Y ya no sé qué más hacer, me siento indefenso", afirma.

El alcalde de Alfántega asegura que tienen las competencias de Urbanismo sobre el deber de conservación delegadas en el Gobierno de Aragón por lo que la tramitación "está en manos de la DGA para conseguir que el propietario arregle la vivienda o la tire", resalta. Con todo, también deja claro que desde el Ayuntamiento ya han dado "todos los pasos" que tenían que dar. 

José María Civiac explica que recientemente tuvieron que abordar un problema similar con una casa que también corría peligro de derrumbe en el centro del pueblo y al final el Juzgado les autorizó a tirarla. El Ayuntamiento asumió el coste de forma subsidiaria para luego reclamarlo al dueño, pero aún no han cobrado ese importe. "Somos un pueblo con pocos recursos y no podemos asumir el coste de tirar todas las casas que están en ruina", subraya. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión