Despliega el menú
Huesca

huesca

Dos detenidos por inducir la agresión al guardia civil, que sigue en la UCI

Un equipo de los GOES de Zaragoza accedió este lunes por la fuerza al piso, contiguo al de la familia de la víctima, que sufría hace tiempo sus comportamientos incívicos.

La Policía Nacional registró este lunes el domicilio del guardia civil detenido en busca de pruebas.
La Policía Nacional registró este lunes el domicilio del guardia civil detenido en busca de pruebas.
Rafael Gobantes

La investigación policial del apuñalamiento ocurrido el sábado en Huesca por parte de un guardia civil de 49 años a un vecino y compañero del Cuerpo, cabo de 51 años, y a su hija, de solo 16, dio este lunes un giro inesperado con el arresto de dos personas por inducir presuntamente al autor material de la brutal agresión. Mientras, la víctima continúa estable dentro de la gravedad en la UCI del hospital San Jorge.

A las 7.30 de la mañana, un equipo de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES) desplazado desde Zaragoza accedió por la fuerza al domicilio de los sospechosos, ubicado en el número 65 de la avenida de Martínez de Velasco, despertando a muchos vecinos del inmueble.

Los agentes se llevaron esposados a dos jóvenes. Al parecer, uno de ellos es el propietario del piso y el otro es inquilino. Aunque pertenecen a distintos edificios (65 y 67), esta vivienda es contigua a la de la familia del guardia civil agredido que, según varios vecinos, sufrían desde hace muchos tiempo comportamiento incívicos por parte de los dos detenidos y habían tenido conflictos.

Al parecer, una de las hipótesis que están investigando los miembros de la Policía Judicial es si estos dos sospechosos pudieron inducir de alguna forma al agresor, que también es vecino suyo, a apuñalar al guardia civil. Desde un principio ya se descartó que detrás del suceso hubiera un móvil de tipo laboral ya que aunque la víctima y el atacante pertenecen al mismo Cuerpo, no habían compartido nunca Unidad.

Además de las dos detenciones, los agentes también se llevaron varias cajas con pertenencias del domicilio tras permanecer en su interior cerca de dos horas.

También este lunes, aunque unas horas más tarde, la Policía Nacional trasladó a su domicilio del número 67 al guardia civil arrestado, que está de baja laboral por motivos psicológicos, para registrarlo en busca de más pruebas que puedan aclarar las circunstancias del suceso, aunque no trascendieron detalles porque el juez ha decretado el secreto de las actuaciones. La Policía apuró el plazo de 72 horas de detención que le permite la ley antes de pasarlo a disposición judicial y lo conducirá hoy.

La víctima recibió 14 cuchilladas, algunas de ellas en la zona traqueal y otras muy cerca de órganos vitales. Su hija, de 16 años, ya fue dada de alta el domingo de las lesiones menos graves (cinco cortes en diversas partes del cuerpo) que también sufrió al intentar defender a su padre ya se que echó encima de su cuerpo cuando había caído al suelo para evitar que le siguiera acuchillando. El agresor le atacó de forma sorpresiva por la espalda.

Varios testigos acudieron rápidamente en auxilio de las dos víctimas y retuvieron al atacante hasta que llegó la Policía. Los servicios sanitarios estabilizaron al cabo y lo evacuaron al hospital. 

Etiquetas
Comentarios