Despliega el menú
Huesca

huesca

Detenido en Huesca un guardia civil por apuñalar a un compañero y a su hija, menor, en plena calle

El hombre resultó herido muy grave y la menor sufrió heridas superficiales. Varios ciudadanos retuvieron al agresor.

La Policía Nacional recogiendo pruebas en el lugar del suceso.
La Policía Nacional recogiendo pruebas en el lugar del suceso.
Pablo Segura

La Policía Nacional detenido este sábado en Huesca a un guardia civil por apuñalar presuntamente a otro compañero y a su hija, menor de edad, en plena calle. Ambos agentes se encontraban fuera de servicio. Las víctimas fueron trasladadas al hospital San Jorge con varias heridas de arma blanca, el hombre en estado muy grave y la chica, con lesiones superficiales. Mientras que el presunto agresor fue retenido por varios ciudadanos hasta que llegaron a la zona agentes de la Policía Local y de la Policía Nacional.  Este domingo, el agredido se encuentra estable, dentro de la gravedad, y su hija también permanece ingresada con lesiones menos graves, según fuentes del Gobierno de Aragón.   

Según informaron diversas fuentes, los hechos se produjeron en la avenida de Martínez de Velasco en torno a las 20.30, una hora a la que había muchos viandantes por la calle aprovechando la franja horaria que permitía paseos de personas mayores de 14 años y actividades deportivas al aire libre.

Al parecer, la víctima, cabo que pertenece a la Unidad de Tráfico, iba caminando por la calle con su hija cuando se acercó por detrás de forma sorpresiva un compañero del mismo cuerpo –un guardia que trabaja en otra unidad– y apuñaló al hombre varias veces (algunas de ellas en la zona traqueal). Según los testigos, la hija intentó defender a su padre y durante el forcejeo resultó herida aunque de forma superficial.

La agresión fue vista por muchos testigos y varios de ellos acudieron rápidamente en auxilio de las dos víctimas y consiguieron retener al presunto agresor para evitar que huyera.

Inmediatamente se desplazaron al lugar varias patrullas de la Policía Nacional, de la Unidad Adscrita y de la Policía Local, además de servicios sanitarios con dos ambulancias y también los bomberos.

Después de ser estabilizado por el personal sanitario en la misma calle, el agredido, de 51 años de edad, fue trasladado al hospital San Jorge, donde fue intervenido de urgencia.  También fue evacuada su hija al San Jorge. Mientras, el detenido, de 49 años, fue conducido a dependencias de la comisaría oscense.

A la espera de tomar declaración a los implicados, el primer móvil que se barajó fueron rencillas personales ya que los dos guardias civiles son vecinos del mismo inmueble, situado en esta avenida. Pero con el paso de las horas se descartó y la Policía Nacional se centró en otras líneas de investigación.

Detenido un conductor ebrio

Por otra parte, también en Martínez de Velasco aunque unas horas antes, la Policía Local detuvo a un conductor después de perder el control, sufrir un accidente y dar positivo en la tasa de alcoholemia, según fuentes municipales. Salió ileso del siniestro.

Etiquetas
Comentarios