Despliega el menú
Huesca

Canfranc

La crisis covid-19 no frena el arranque de las obras del albergue de peregrinos de Canfranc

El proyecto, con un presupuesto de más de 600.000 euros y un plazo de ejecución de ocho meses, se enmarca en el Proyecto Europeo de impulso del Camino de Santiago ‘Arles Aragón’, cofinanciado por el Feder. 

La antigua casa del párroco de Canfranc Pueblo se convertirá en ocho meses en un albergue de peregrinos, un nuevo equipamiento que supondrá un importante impulso para esta localidad del valle del Aragón. El acta de inicio de las obras se firmó este miércoles y el proyecto, cuyo presupuesto asciende a más de 600.000 euros, está enmarcado dentro del Proyecto Europeo de impulso del Camino de Santiago ‘Arles Aragón’, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

El alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, recuerda que se trata de una de las mayores inversiones y el proyecto más importante realizado en el Ayuntamiento en los últimos años. La situación actual de crisis sanitaria, "nos ha hecho modificar el Plan de Seguridad de la obra, pero no detiene esta importante inversión". Con esta nueva infraestructura, Canfranc se convertirá en un lugar de referencia en el Camino de Santiago, al contar también con un Centro de Interpretación y Acogida de Peregrinos en la explanada de los Arañones.

El edificio en el que se construirá el nuevo albergue de peregrinos contará con tres plantas. En la planta baja habrá una cafetería que no sólo dará servicio al albergue, estará abierta al público en general. Además, contará con la recepción, dos aseos, un almacén para uso general y cafetería y el cuarto de instalaciones. En la primera planta se ubicará la zona de habitaciones, con un único espacio que dará servicio a un total de 19 huéspedes (habrá 19 camas una de ellas accesible para minusválidos). 

En la otra ala de esta planta se encontrarán los servicios, con cuatro inodoros, cuatro duchas y cuatro lavabos. Por último, en la planta bajo cubierta se localizará una sala polivalente, junto con un espacio de office y cocina. Dicha sala contará con un espacio de reunión diseñado para favorecer el encuentro entre las personas que se hospedan en el albergue. En la zona central se situará el office, que servirá a la vez de pequeña cocina para los usuarios y de espacio de lavado-secado, al integrar también tres lavadoras secadoras. La zona oeste contará además con una salida a una terraza que servirá también como zona de reunión e incluso para tender pequeñas prendas de ropa.

En cuanto a las obras que se van a ejecutar, el proyecto destaca que se trata de un edificio protegido, por lo que se mantendrá prácticamente su imagen, sin alterar ningún elemento externo. Se variará únicamente la altura del tejado para poder ganar superficie útil en la planta bajo cubierta. Igualmente se actuará sobre la fachada, pero solo para repararla y pintarla. Las carpinterías que se colocará será de imitación a la existente, conservando las contraventanas, y los materiales empleados para trabajar en la fachada serán nobles, no siendo imitación de ningún otro.

Etiquetas
Comentarios