Despliega el menú
Huesca

Huesca

La Guardia Civil de Huesca denuncia a 39 personas que conducían sin carné o con el permiso retirado  

Agentes de Tráfico realizaron durante 2019 un total de 237 verificaciones para comprobar que los conductores cumplían con la legalidad al volante. Algunos de los investigados eran reincidentes en el delito.

edf
Agente del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) de la Guardia Civil de Huesca
Guardia Civil

El Grupo  de Investigación y Análisis de Tráfico GIAT del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Huesca llevó a cabo a lo largo del año pasado la Operación Peuve 2019 para detectar a conductores a los cuales se les había suspendido de manera temporal o definitiva el permiso de conducción o a quienes llevaban el volante sin haberlo obtenido nunca. 

El GIAT realizó un total de 237 verificaciones para comprobar que los conductores que tenían retirado el carné cumplían con las resoluciones dictadas por las Jefaturas Provinciales de Tráfico o la Autoridad Judicial o que las personas que iban al volante de un vehículo tenían autorización para ello. 

La operación permitió esclarecer 39 delitos contra la seguridad vial, siendo investigadas otras tantas personas. De ellas, 14 lo fueron por pérdida de vigencia del carné y 25 (entre ellos dos menores de edad), por no haber obtenido nunca el permiso de conducción. Quince eran de nacionalidad española y 24 extranjeras con residencia legal en España. Los investigados tenían edades comprendidas entre los 16 y los 57 años aunque no se pudo determinar una relación directa entre la edad y el tipo de delito cometido. Se intervinieron 12 permisos de conducir falsos utilizados por varios de los investigados.

Por todos estos delitos se instruyeron diligencias que fueron entregadas en los Juzgados de Instrucción de Huesca, Jaca, Fraga, Monzón y Barbastro todos ellos de la Provincia de Huesca.

Durante el desarrollo de la operación se elaboraron perfiles criminológicos para tratar de conocer las circunstancias personales y sociales de los conductores multirreincidentes. El objetivo era evitar que cometieran nuevos delitos contra la seguridad vial, ya que algunos de ellos habían sido condenados por sentencias judiciales firmes o habían perdido su permiso al agotar su saldo de puntos por la comisión de infracciones muy graves relacionadas con el consumo de alcohol y/o drogas o grandes excesos de velocidad.

Los resultados de la Operación Peuve 2019 reflejan un incremento de delitos esclarecidos y personas investigadas, con respecto a la llevada a cabo en 2018, en la que se realizaron 257 verificaciones y se investigó a 36 personas. 

Etiquetas
Comentarios