Despliega el menú
Huesca

huesca

Un falso médico de 92 años que iba a por tabaco y otras tretas para cruzar a España

La Policía Nacional, que lleva un mes controlando la frontera en Somport, ha tenido que aguzar su ‘olfato’ para impedir entradas indebidas desde Francia y frenar la expansión del covid-19.

Agentes de la UED de la Policía Nacional, parando a un camión en el túnel de Somport.
Agentes de la UED de la Policía Nacional, parando a un camión en el túnel de Somport.
Rafael Gobantes

Las ganas de fumar y de hacerlo también más barato que en Francia. Es lo que impulsó a un anciano de 92 años a intentar saltarse el estado de alarma y colarse en España por el túnel internacional de Somport (N-330). Para ello, esgrimió como excusa que era un médico que venía a ayudar a combatir la pandemia del coronavirus. Sin embargo, los agentes de la Policía Nacional, que controlan la frontera desde hace un mes, averiguaron que había intentado cruzar poco antes por el puerto de Somport (N-330a) argumentando entonces que iba a grabar un documental. Tras ser descubierto, confesó finalmente que en realidad lo que quería era comprar tabaco.

"Cada caso, así como cada excusa, es distinta. De ahí la importancia del ‘olfato’ de los agentes que efectúan el control fronterizo para detectar la picaresca y el engaño", explica el inspector jefe accidental de la Unidad de Extranjería y Documentación adscrita al Centro de Cooperación Policial y Aduanero (CCPA) Hispano-Francés de Canfranc, que está al mando de este operativo. Allí también detectaron a una pareja que con el pretexto del transporte de mercancías, introducía gasoil de manera irregular.

Desde este miércoles, estos controles del túnel de Somport son los únicos que siguen activos de todos los pasos fronterizos de la provincia de Huesca después de que Francia haya decidido restringir los desplazamientos desde España cerrando al tráfico los accesos desde los puertos de Somport y Portalet y el túnel de Bielsa.

Los agentes controlan la boca española 24 horas los siete días de la semana y cuentan con refuerzos del propio CCPA. Además, el Regimiento Galicia acaba de instalarles una tienda modular para resguardarse de las inclemencias del tiempo, guardar material o elaborar documentación.

A cada vehículo que trata de cruzar hacia España le requieren la documentación que acredite el cumplimiento de las condiciones fijadas por Interior tras la declaración del estado de alarma: nacionalidad española o residencia en el país, trabajador transfronterizo, tránsito a Portugal u otra casuística. También se permite el paso a quienes demuestren fehacientemente una necesidad imperiosa de entrar en territorio nacional, "la cual es comprobada minuciosamente", recalca.

Afortunadamente, aparte de la fuga del coche con dos ciudadanos alemanes tras saltarse el control de Somport que acabó con tres guardias civiles heridos no han tenido incidentes graves.

Los agentes de la UED solo han tenido que poner hasta ahora una denuncia (castigada con 600 euros), por lo que su trabajo se está centrando sobre todo en "educar" a las personas que quieren acceder a España recolocándolas en el vehículo, por ejemplo, o explicándoles la normativa. No existen sanciones para quienes intentan entrar sin cumplir los requisitos, simplemente se le ordena el regreso de nuevo a Francia.

El tráfico ha caído a la mitad

Según la Policía Nacional, la inmensa mayoría de usuarios del túnel son vehículos pesados de transporte de mercancías ya que está considerada una ‘Green Line’ para asegurar el abastecimiento, mientras que el tráfico de particulares es "mínimo". Cada día cruzan entre 150 y 230 camiones y 10 veces menos de ligeros. Son la mitad de los que circulaban antes de la crisis por el drástico descenso de turismos.

Etiquetas
Comentarios