Despliega el menú
Huesca

Huesca

Una pareja borracha llama a la Guardia Civil tres veces para denunciar falsos malos tratos en Aínsa

En las tres ocasiones, de noche, los agentes se acercaron hasta el domicilio del hombre y la mujer que han sido detenidos por desordenes públicos durante el estado de alarma. 

Agentes de la Guardia Civil durante una investigación.
Agentes de la Guardia Civil durante una investigación.
Heraldo.es

La Guardia Civil ha detenido en los últimos días y en distintos puntos de la provincia a cuatro personas por desordenes públicos durante el estado de alarma. Se trata de una  mujer de 54 años (Fraga), un hombre de 45 ( Jaca) y una pareja de 59 y 49 años (Aínsa) que realizaron llamadas para denunciar. Todas eran falsas. 

Personal de la Guardia Civil de Aínsa detuvo a un hombre de 59 años y una mujer de 49 como presuntos autores de un delito de desórdenes públicos. Tres veces y durante la noche se recibieron en la central de emergencias 062 de Huesca llamadas indicando que se estaba produciendo un delito de malos tratos en el ámbito familiar.

Los agentes se personaron en el domicilio en las tres ocasiones y pudieron observar que los alertantes se encontraban en evidente estado de embriaguez en todas ellas. Una vez que hablaron con ambos, la pareja les informó de que no había existido ninguna agresión y que se encontraban discutiendo por desavenencias, motivo por el cual habían realizado los avisos.

Durante tres días ocurrió lo mismo y entonces se pusieron los hechos en conocimiento del Juzgado de Instrucción de Boltaña y se procedió a la detención de ambas personas.

Asimimo, en agentes del puesto de la Guardia Civil de Fraga detuvieron a una mujer tras haberse recibido una llamada en la central de emergencias 062 de la Benemérita en Huesca indicando que el bar de la localidad de Valfarta se encontraba abierto. Tras realizar las gestiones oportunas por parte de los agentes de Candasnos y comprobar que se trataba de un aviso falso, se procedió a la detención de una vecina de Huesca de 54 años.

La segunda actuación, la llevo a cabo el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Jaca tras conocer que un hombre había realizado dos llamadas al puesto de esta localidad indicando que un bar de la población de Bailo se encontraba abierto y que había con clientes en su interior.

Los agentes se acercaron hasta allí y comprobaron que la información del alertante no era cierta. La llamada denunciado la supuesta situación se produjo dos veces y se procedió a identificar al emisor, un hombre de 45 años vecino de la Jacetania y a su posterior detención.

Las diligencias instruidas en todos los casos se han entregado en los juzgados correspondientes y los detenidos han quedado en libertad con la obligación de personarse ante el Juzgado cuando sean requeridos para ello.  

La Guardia Civil de Huesca agradece a los ciudadanos su colaboración y compromiso en el cumplimiento de las obligaciones de confinamiento y limitación de movimiento establecidas en el RD 463/2020 por el que se estableció el estado de alarma

Etiquetas
Comentarios