Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Se saltan el confinamiento para asistir a la misa de Domingo de Ramos en Ballobar

El párroco dice que solo había cuatro personas y argumenta que "no fuimos conscientes" del incumplimiento.

Captura de la retransmisión de la celebración a través de las redes sociales.
Captura de la retransmisión de la celebración a través de las redes sociales.
Heraldo

Un grupo reducido de feligreses se saltó este pasado fin de semana el confinamiento impuesto por el coronavirus para asistir a la celebración del Domingo de Ramos en la localidad de Ballobar. La misa fue oficiada por el párroco local y además retransmitida en directo a través de las redes sociales por una emisora de radio, lo que provocó la indignación de numerosos internautas, incluidos varios vecinos del municipio, que mostraron su malestar y alertaron al consistorio.

La celebración de la misa se llevó a cabo sin el conocimiento del Obispado de Barbastro-Monzón, al que pertenece la parroquia de Ballobar, localidad situada en la comarca del Bajo Cinca. En total, según ha señalado el sacerdote, asistieron cuatro personas, un matrimonio y su hija y una vecina. "No fuimos conscientes de estar saltándonos el confinamiento. Asistieron para cumplir con las lectura y respetando las distancias de seguridad", ha señalado el cura, cuya intención, según ha indicado, "era poder llegar a los feligreses de mis siete parroquias a través de la retransmisión".

El obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, ha indicado que "no era conocedor de la celebración de esa misa" y que, en cuanto lo supo, envió un mensaje de texto al sacerdote recordándole los criterios establecidos en la Diócesis. "El problema no está en la retransmisión sino en el incumplimiento de las normas civiles establecidas", ha señalado el prelado, que el pasado 1 de abril emitió un decreto con una serie de disposiciones sobre las celebraciones de Semana Santa. 

En este sentido, siguiendo las medidas de confinamiento y de acuerdo con las recomendaciones de la Conferencia Episcopal Española, el obispo indicaba que las celebraciones deben ser a puerta cerrada y que en algunos casos pueden ser retransmitidas por los canales propios de la Diócesis, como Facebook o Youtube.

Precisamente, sobre este punto el obispo pedía a los párrocos y demás sacerdotes "que animen a los fieles a participar, particularmente estos días, en los oficios litúrgicos de la Semana Santa a través de las retransmisiones de la televisión y demás medios de comunicación". Y reiteraba que ante la "imposibilidad de participar físicamente en la celebración" estos canales "ofrecen un instrumento precioso para orar y vivir espiritualmente los misterios de la muerte y resurrección del Señor".

"Riesgo innecesario", dice la alcaldesa

Por su parte, la alcaldesa de Ballobar, Esther Saló, también fue este domingo una de las primeras en sorprenderse al conocer que la celebración se estaba desarrollando con la presencia de varios feligreses. El consistorio había dado permiso a la parroquia para retransmitir la celebración por la emisora local creyendo que iba a llevarse a cabo a puerta cerrada y con la única presencia del párroco. En su opinión, se trata de un acto "irresponsable", ya que, además de saltarse las reglas del confinamiento, atenta contra el bienestar del resto de la población. "Se trata de un riesgo innecesario", señaló.

La primera edil también lamentó la equivocada imagen que de la localidad pueda trasladar este hecho, ya que el comportamiento general de la población "está siendo ejemplar". "Los vecinos están muy concienciados y en todo momento, están cumpliendo con las normas del confinamiento, saliendo solo lo justo y en caso de ser necesario, guardando la distancia fuera de los establecimientos autorizados", añadió Saló.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión