Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

coronavirus

Paradas las obras de reurbanización del centro de Huesca tras el nuevo decreto

La FAC alerta de que la suspensión de la construcción en la provincia afecta a casi 5.000 trabajadores «cuya carga se reparte entre empresas muy pequeñas».

obras coso y ramon y cajal paradas [[[FOTOGRAFOS]]]
Obras de reurbanización en el Coso Bajo de Huesca este lunes por la mañana.
Pablo Segura

La construcción ha dejado de ser un sector laboral esencial y las empresas se han visto obligadas a paralizar su actividad tras la aprobación del decreto que endurece las medidas de confinamiento para frenar la expansión del coronavirus. La consecuencia más visible de esta orden estaba ayer en el centro de Huesca, donde las máquinas estaban detenidas. El suyo y el de los trabajadores de las contratas que acometen la reurbanización de sendos tramos del Coso Bajo y del paseo Ramón y Cajal era prácticamente el único movimiento que había en la zona desde el pasado 15 de marzo, cuando empezó el estado de alarma.

La continuidad de estas obras sorprendía, y hasta incomodaba, a algunos vecinos. Su desarrollo se cuestionó repetidamente en las redes sociales los primeros 15 días de confinamiento. El pasado jueves, el alcalde de Huesca, Luis Felipe, explicó que al no estar el sector de la construcción entre las actividades suspendidas en el Real Decreto, tendrían que ser los propios contratistas los que solicitaran al Ayuntamiento la paralización de estos trabajos. A este respecto, recordó que la suspensión de un contrato conlleva graves consecuencias.

Este parón se mantendrá, en principio hasta el 9 de abril. Desde el Ayuntamiento de Huesca solo indicaron que las obras «están paradas y perfectamente protegidas tal y como manda el decreto». La evolución de la crisis sanitaria determinará la reanudación de estos trabajos, que avanzaban con la vista puesta en las fiestas de San Lorenzo, del 9 al 15 de agosto, sobre todo los del Coso, la calle por la que desfilan las peñas al salir de los toros.

La reurbanización del Coso Bajo entre la calle Sancho Ramírez y la plaza Santo Domingo (incluida) empezó el 15 de enero y tiene un plazo de ejecución de nueve meses. Aunque no estuviera terminada para las fiestas se planteaba que tal vez este tramo podría esta transitable para entonces con una solera de hormigón. Las obras de Ramón y Cajal comenzaron a principios de marzo y se alargarán hasta diciembre.

También se ha parado la edificación y rehabilitación de viviendas, la reforma de locales, la ampliación del estadio El Alcoraz y la autovía Huesca-Siétamo, que iba al ralentí.

5.000 trabajadores

La gerente de la Federación de Asociaciones de la Construcción de Huesca, Manuela Pastor, señaló que «el nuevo decreto, publicado el domingo por la noche sin ningún margen de maniobra, supone un duro impacto para nuestra provincia». Recordó que la mayoría de las empresas del sector en el Alto Aragón «son muy pequeñas». «Soportar la carga total de los trabajadores hasta el 9 de abril (permisos retribuidos) y sin poder cobrar los trabajos pendientes dada la situación, va a generar problemas graves al final de esta situación», apuntó.

En opinión de la gerente de la FAC, el de la construcción es «el sector más afectado en este nuevo decreto, que tenía que contemplar mayores excepciones». Esta suspensión afecta en la provincia a casi 5.000 trabajadores «cuya carga se reparte entre empresas muy pequeñas», apostilló.

Según Pastor, desde el día 16 el sector trabajaba «con todas las medidas de prevención para el Covid 19 en las obras, y aquellas donde no se podía hacer así se habían aplazado hasta después del estado de alarma, ya que las empresas tampoco podían acogerse al ERTE de fuerza mayor».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión