Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Huesca

"Hay quien sale de casa con el pan en la bolsa para disimular que va a pasear"

La intendente de la Policía Local de Huesca, Beatriz Rivas, señala que la mayoría de ciudadanos cumple el confinamiento por el coronavirus, pero otros utilizan artimañas para eludirlo y algunos ni buscan excusas. 

Un control de la Policía Local en la avenida Doctor Artero de Huesca.
Un control de la Policía Local en la avenida Doctor Artero de Huesca.
Rafael Gobantes

"Aquí no hemos tenido gente disfrazada ni paseando con perros de peluche porque somos más serios que eso, pero también hay quienes infringen las normas de confinamiento". Beatriz Rivas, intendente de la Policía Local de Huesca, explica que la mayoría de los ciudadanos de la capital oscense tienen un buen comportamiento y bastante concienciación. "Cada vez se observa más gente con medidas de protección en la vía pública, se les ve yendo y viniendo de comprar... La visión general es buena, pero…", indica la responsable de este cuerpo policial. 

Siempre hay un pero, que en este caso es el de las personas que incumplen la que tal vez es la más drástica de las medidas decretadas para frenar el contagio del coronavirus, la de quedarse en casa. Los primeros día del estado de alarma se vio a personas en bicicleta o haciendo 'footing', pero estas prácticas han disminuido. "De hecho, hace días que no tenemos ninguna infracción en ese sentido, pero sigue habiendo gente que sale a pasear", señala Rivas. 

Además de a trabajar, atender a personas que lo necesiten y a comprar, también se puede ir al banco y a entidades de seguros. "Y en los casos de ese cajón de sastre que es la causa de fuerza mayor, si hay duda, se puede llamar al 091, el 092 o los teléfonos del Ayuntamiento para asegurarnos de que lo vamos a hacer bien antes de infringir alegando el desconocimiento", apunta la intendente.

De los infractores, son muchos los que estudian artimañas por si la Policía les pregunta qué hacen en la calle. Por eso, si se sale a comprar, es conveniente llevar el tique, ya que "tendremos que ver algo que nos haga pensar que lo que nos dice es verdad". "No es que se pida sitemáticamente, pero si no llevamos una carga voluminosa, de alguna manera hay que justificar la compra porque hay personas que salen de casa ya con el paquete de arroz o la barra de pan en la bolsa", comenta la intendente de la Policía Local.

Aunque resulte asombroso, Rivas apostilla que son situaciones que se han detectado en Huesca: "Gente que alega ir a comprar cuando ya ha sacado el propio producto de casa". La responsable policial aclara que si hay que salir a por un producto en concreto, la única forma de justificar una compra tan pequeña sería el tique. "No se obliga, pero yo, como ciudadana, iría más tranquila si lo llevo", apostilla.

Como ocurre en muchas ciudades, entre las infracciones más comunes del estado de alarma está la de salir a pasear al perro a bastante distancia de su casa. En la capital oscense se ha dado el caso de gente que camina con el animal hasta la otra punta de la ciudad. En este sentido, el alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha anunciado que emitirá un bando fijando que el radio máximo para ir con las mascotas sea de 300 metros respecto al domicilio.  

Entre quienes incumplen en confinamiento están también las personas que ni se molestan en inventar un mentira. Esta situación se da sobre todo cuando es de noche. "La gente a la que preguntamos de noche no da ninguna excusa para intentar justificarse, dicen que  vienen de casa de un amigo, de una fiesta... sin ningún tipo de reparo ni rubor", comenta la intendente. 

El camino de las denuncias

Todas las denuncias se remiten a la Subdelegación del Gobierno en Huesca. Allí se abre expediente y, si se estima, se inicia el procedimiento sancionador, que puede terminar en una multa. La cantidad que el infractor deberá pagar estará en función de la gravedad del hecho y de la ley que se aplique, ya que el estado de alarma incluye las de Seguridad Ciudadana, Salud Pública y del Sistema Nacional de Protección Civil, además del Código Penal. Es decir, el correctivo oscilará entre 100 y 600.000 euros. Aparte está la prisión.      

Según comentó el alcalde el jueves, en Huesca se habían interpuesto 300 denuncias desde que se decretó el estado de alarma, el 15 de marzo, hasta este miércoles. De ellas, más de 90 corresponden a las actas abiertas por agentes de la Policía Local, ya que la ciudad se ha dividido en sectores que se controlan entre policías municipales y patrullas de Policía Nacional y Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma. 

De momento, no hay problema para mantener la vigilancia. "Es una ciudad con un territorio abarcable, tenemos la plantilla con personal adecuado para hacerlo y, por ahora, no hay en nuestras filas ningún compañero afectado por coronavirus", explica Beatriz Rivas. Además, el alcalde decretó que los policías en segunda actividad sin destino estén localizados para presentarse en caso de que sean requeridos por si se produjeran bajas entre el personal activo de forma que pudieran colaborar en función de sus capacidades".  

A pesar de la situación, se continúa con los turnos y horarios normales. Sí se han suspendido o reducido los permisos que estaban fijados. Si hubiera que buscar algo bueno en esta situación sería la reducción de delitos comunes. "Prácticamente , todos los medios se pueden dedicar a la vigilancia, que vale tanto para el Real Decreto como para prevención de acciones ilícitas y penales y la verdad es que casi todos los resultados que obtenemos son incumplimientos del estado de alarma", apunta la intendente de la Policía Local.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión