Despliega el menú
Huesca

Ribagorza

Cuatro positivos por coronavirus en la residencia de mayores de Campo

Una residente y tres cuidadoras están contagiadas según han revelado los test, que se reclamaban desde hace más de 10 días. 

Vista exterior de la residencia de mayores Valle del Ésera en Campo.
Vista exterior de la residencia de mayores Valle del Ésera en Campo.
Heraldo.es

Tras más de diez días reclamando que se les hicieran los test de coronavirus a los residentes y al personal laboral de la Residencia de Mayores Valle del Ésera, en Campo, la realización de las pruebas a 24 de ellos el pasado martes reveló ayer que una residente y tres cuidadoras habían dado positivo. 

El alcalde de la localidad, Eusebio Echart, señala que la situación «está controlada, al menos de momento», pero denuncia que el Ayuntamiento y los responsables de la residencia venían reclamando desde hace varios días la realización de estos análisis ya que varios pacientes presentaban un cuadro clínico con síntomas que podrían confirmar la existencia de la pandemia. «Por precaución, estas personas estaban aisladas y habíamos tomado otras medidas como no admitir desde el pasado día 10 nuevos ingresos –al parecer la usuaria que ha dado positivo llegó el día 3- o desinfectar en varias ocasiones el interior y el exterior de la residencia», señala el alcalde. 

La confirmación del positivo de las tres cuidadoras crea un problema añadido ya que el centro tenía hasta ahora a seis de sus trabajadores de baja por distintos motivos, a los que se suman ahora estas tres personas y otra más que convive con ellas y tiene que pasar una cuarentena. «No obstante, la Fundación Rey Ardid que se encarga de su gestión ha enviado ya hoy otros tres nuevos trabajadores y está estudiando incorporar a alguno más si fuera necesario», explica Echart, señalando que los residentes están llevando esta situación «muy bien y con ánimo» y que la propia estructura y las grandes dimensiones del edificio que acoge la residencia están permitiendo crear zonas aisladas para contener la infección. 

A pesar de ello, el edil reclama que es «imprescindible» hacer los test preceptivos a todo el personal y a los residentes, ya que considera «una prioridad» saber a quién tenemos contagiado y a quién no «para poder obrar en consecuencia».

Esta misma semana, el Ayuntamiento ya había llevado a cabo dos intensas desinfecciones de las calles y espacios públicos que se hicieron especialmente intensas en el exterior e interior de la residencia ante el temor, ahora confirmado, de que pudiera haber algún caso de infección. El consistorio espera que en los próximos días la Unidad Militar de Emergencias, UME, continúe con estas tareas. 

En el pueblo, donde no se conoce de momento ningún caso de contagio, la situación y la sensación reinante es de normalidad ya que, como apunta Echart, «la gente está bien de ánimos y llevando bastante estrictamente la cuarentena».

Etiquetas
Comentarios