Despliega el menú
Huesca

Aínsa gestiona la lista de la compra para quien lo necesite en 26 núcleos

La red solidaria se ha extendido y la floristería ha cedido plantas para dar color a la residencia de ancianos. 

Antonio Campodarbe, con la compra que le llevó la empleada municipal a Guaso.
Antonio Campodarbe, con la compra que le llevó la empleada municipal a Guaso.
Huesca

El Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe ha iniciado el reparto de compras a los vecinos que solicitan ayuda y que viven repartidos en 26 núcleos de población. Desde el inicio del confinamiento, emitió un comunicado ofreciendo ayuda para acercar alimentos o medicinas a las personas más vulnerables, pero como reconoce el alcalde, Enrique Pueyo, los primeros días "la gente quería ir a comprar". Era la única ocasión del día para salir a la calle. Sin embargo, poco a poco y a medida que se alargan las restricciones, se solicita más ayuda. 

Una veintena de establecimientos se prestan en la preparación de los pedidos que, posteriomente, la brigada se encarga de repartir. El jueves comenzó el reparto a personas que por su edad o enfermedad requerían ayuda. Uno de ellos es Antonio Campodarbe. Vive solo en su casa del barrio del El Grado, en el núcleo de Guaso. Sus hijas y su mujer están en Barcelona, pero a él el estado de alarma lo pilló en su casa del pueblo y aquí se ha quedado. 

Desde hace 12 días apenas se ha cruzado con nadie. "Solo hay diez casas y están ocupadas la mitad. Hablamos a veces, pero respetando las distancias", cuenta mientras ve  desde su ventana la Peña Montañesa. Solo sale a la terraza o al porche, porque "estamos un poco asustados", reconoce este técnico aeronáutico, que emigró en los años 60 y trabajó en el aeropuerto de Barcelona. Él no confía en salir antes de un mes. 

La Guardia Civil ya pasó por su casa para recomendarle que no saliera y que ni siquiera fuera a su casa la persona que le hace la limpieza una vez a la semana. El jueves por la mañana sí recibió la visita de Marina, la trabajadora de la brigada municipal, que llegó con la compra. Antes bajaba a Aínsa con el coche para abastecerse, pero vio el anuncio del Ayuntamiento y se apuntó al servicio. "Llamé al super y ya no me he preocupado de nada más". Él es músico y para pasar el confinamiento ha improvisado en el comedor un estudio de grabación. "Así me entretengo".   

El primer paso corrió a cargo de la concejalía de Servicios Sociales, con Susana Pérez al frente, en colaboración con el área de la Comarca, llamando por teléfono a aquellas personas susceptibles de beneficiarse. Ahora, todo lo que los interesados deben hacer es llamar a las empresas colaboradoras, realizar el pedido y posteriormente la brigada municipal se encarga de hacérselo llegar. "Adelantamos el pago de la compra y luego nos lo dan a nosotros, pero incluso hay tiendas que no cobran y se lo apuntan a sus clientes. Alguna persona mayor ya ha avisado de que en caso de que le pase algo, que ya abonarán el dinero sus hijos", explica el alcalde. 

Tal y como destaca Susana Pérez, “el reparto se realiza los martes y los jueves, y los usuarios pueden llamar a los establecimientos de los que hemos hecho un listado con horario y teléfono”. Dichos establecimientos son: Farmacia R&B García, Panadería Juste, Horno de Leña La Fueva, Eroski, Avi Supermercados, La Paradeta Ecológica, Día, Clarel, Carnicería La Reja/Casa Fes, Estación de Servicio Cepsa Aínsa, Sociedad Cooperativa Agropecuaria de Sobrarbe, Librería La General, Pastelería Joaquín, Audióptica Sobrarbe, Clínica Dental Herrera Ruíz, Lavandería Aínsa y Estanco. También se han sumado las carnicerías Carníssima y Badias y Frutas José, pero haciendo ellos mismos la entrega a domicilio.

Una empleada municipal reparte alimentos en Aínsa.
Una empleada municipal reparte alimentos en Aínsa.
Heraldo

El jueves se produjeron las primeras cuatro llamadas, "aunque es de suponer que el número de solicitudes crezca dada la amplitud del municipio, que cuenta con 26 pueblos, muchos de ellos con un alto porcentaje de población mayor que no dispone de servicios básicos al alcance", según el Ayuntamiento. Para solicitar información el teléfono es el 974 500 002.

​Flores para la residencia

Este servicio de colaboración se suma a otras propuestas, iniciativas y donaciones de empresas y particulares. Es el caso, por ejemplo, de la Floristería Muguet, ubicada en Aínsa, que ha cedido buena parte de sus plantas y flores a la residencia comarcal La Solana "para ofrecer color a quienes aguardan desde allí a que esta crisis pase". 

Desde Olsón, una familia ha ofrecido al Ayuntamiento varias docenas de huevos caseros para aquellos hogares que se encuentren en situación de vulnerabilidad, y otras tantas ya se han puesto en contacto para hacer lo mismo con los productos que tienen a su disposición. 

Además, un grupo de costureras de todo el Sobrarbe ha logrado coser alrededor de 1.300 mascarillas, añadiéndose así a la producción solidaria de máscaras de protección, fabricadas con impresoras 3D por vecinos de Usana, Belsierre y Boltaña, y que se están distribuyendo en Sobrarbe a los trabajadores más expuestos (sanitarios o guardias civiles, entre otros). El Ayuntamiento, recalca, no se cansa de agradecer el buen hacer de sus habitantes para que esta crisis sea sobrellevada de la mejor manera posible.

Etiquetas
Comentarios