Despliega el menú
Huesca

SOS de una trabajadora de la residencia de Sariñena: "Que nos hagan los tests"

Una de las empleadas, que permanece confinada junto a 16 compañeras y 47 ancianos, hace un desesperado llamamiento en el inicio de "una extraña jornada laboral de 15 días".

Militares de la UME desinfectando el interior de la residencia este jueves a primera hora.
Militares de la UME desinfectando el interior de la residencia este jueves a primera hora.
UME

Una trabajadora de la residencia de Sariñena ha hecho un desesperado llamamiento para que se les hagan los test de coronavirus y saber el nivel de contagio del personal. "Pido a quien tenga poder de pedirlo que se nos realicen los famosos test de coronavirus, para saber si nosotras podemos estar infectadas y así no transmitirlo a los residentes", dice el mensaje difundido a través de sus redes sociales. 

El Ayuntamiento decidió el miércoles cerrar por completo el centro y mantener en cuarentena a usuarios y trabajadores, después de la muerte de dos ancianos y la noticia del positivo de los 10 tests que se había practicado el día anterior. Un grupo de trabajadoras ha decidido quedarse de forma voluntaria junto a los mayores, dividiéndose en turnos de 15 días. 

"Empiezo una extraña jornada laboral de 15 días", explica María José, la autora del llamamiento, quien se pregunta si "¿lo estamos haciendo bien?". "Tenemos mascarillas, pantallas, doble guante, batas, gafas y quién sabe si no el nuevo intruso de nuestro mundo, llamado coronavirus". Y para poder "garantizar el cuidado de nuestros mayores", dado que se han confirmado los contagios de algunos de ellos, reclama la realización de los test. 

Traslado de una residente de Sariñena al centro habilitado en Yéqueda.
Traslado de una residente de Sariñena al centro habilitado en Yéqueda.
Cruz Roja

El Ayuntamiento de Sariñena, institución de la que depende el centro asistencial, pidió la presencia de militares de la UME para la desinfección de las dependencias exteriores y los accesos. Esta misma mañana se han trasladado allí y ya están trabajando desde primera hora. La tarea se ha centrado sobre todo en las zonas donde estaban los mayores que dieron positivo y que el miércoles fueron trasladados a la residencia de Yéqueda, habilitada por el Gobierno de Aragón para los contagiados que no requieran hospitalización.  Se ha preparado el centro social, en el mismo recinto, para que puedan descansar allí las trabajadoras.  

Llegaba de efectivos de la UME a la residencia de Sariñena.
Llegaba de efectivos de la UME a la residencia de Sariñena.
UME

El alcalde ha entrado este jueves a la residencia para llevar cuatro cajas de esponjas. "He accedido al patio, porque si tiene que entrar alguien, debo ser yo", ha explicado Juan Escalzo. Asegura que ha podido comunicarse a distancia con algunos ancianos. "He hablado con dos y uno de ellos me ha dicho: 'Estoy tranquilo, me tomo la temperatura y no tengo fiebre'". Según el responsable municipal, cada interno está en sus habitaciones y aquellos que son conscientes de la situación, "concienciados del problema". 

Respecto a la denuncia por los pocos test realizados, ha dicho que "me gustaría que esta tarde se los hicieran a todos", pero también es sabedor "de que los medios son los que son". Cuando surgió el brote el fin de semana pasado, con los tres primeros ancianos con fiebre, se les derivó al hospital San Jorge de Huesca, donde les hicieron la prueba. El lunes, una decena tenía síntomas. "Avisamos a la DGA y vinieron desde el centro de salud. Yo pensaba que con tests para todos, residentes y trabajadores". Sin embargo, solo llevaron 10 y todos dieron positivo. "Por eso tomamos una decisión tan dura como es  cerrar y poner en cuarentena a ancianos y trabajadoras", ha justificado Juan Escalzo.     

Etiquetas
Comentarios