Despliega el menú
Huesca

Huesca

La Policía pone 300 denuncias en Huesca por burlar el confinamiento del coronavirus

El alcalde, Luis Felipe, anuncia que cierra todos los parques de la ciudad por comportamientos incívicos de los dueños de perros que dejan los excrementos en zonas verdes. 

Uno de los controles de la Policía Local en la avenida Doctor Artero de Huesca.
Uno de los controles de la Policía Local en la avenida Doctor Artero de Huesca.
Rafael Gobantes

El confinamiento al que obliga el estado de alarma despierta el ingenio no solo para hacer reír a la familia y los vecinos sino también para saltarse las medidas que restringen la movilidad. En Huesca se han interpuesto ya 300 denuncias por burlar las normas establecidas. Hasta ahora no ha habido detenciones pero es más que previsible que se produzca alguna en los próximos días, según ha comentado este jueves el alcalde de la capital oscense, Luis Felipe, porque "hay personas reincidentes en estos comportamientos". "Tras los dos primeros días, los agentes realizaron labores de sensibilización, apercibimiento, información, pero ya ha llegado el momento de atajar determinadas actitudes", ha añadido.

El alcalde, que ha ofrecido una rueda de prensa a través de vídeo conferencia, ha destacado que, aunque son los menos, hay ciudadanos que mantienen conductas incívicas. Además de la Policía Local,que ha levantado más de 80 actas por incumplimiento del Real Decreto, también efectúan tareas de control y vigilancia en la ciudad patrullas de la Policía Nacional y de la Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma de Aragón. Se trata, sobre todo, de personas que no pueden justificar su presencia en la vía pública cuando son requeridas para ello. 

Los comportamientos inadecuados han obligado también a endurecer algunas de las medidas ya adoptadas por el gobierno local. Es el caso del cierre de todos los parques de la ciudad. Según ha indicado el alcalde, se ha tomado esta determinación para "evitar la suciedad y los problemas que estaban generando algunos propietarios de perros que no recogen las heces en las zonas verdes". A este respecto ha recordado que durante el paseo, está prohibido soltar al perro y ha señalado, a través de un bando, que queda prohibido alejarse con estos animales más de 300 metros de su domicilio.

Luis Felipe ha explicado que solo podrán acceder a los parques aquellas personas que realicen paseos terapéuticos y siempre que la petición parta de una entidad. De hecho, la Asociación Arcadia ya tiene autorización para salir con sus usuarios, acompañados de un monitor, por el parque Universidad, el más cercano al centro de rehabilitación psicosocial para enfermos mentales. 

Asimismo, se ha clausurado el parquin de autocaravanas, que desde el principio de la crisis sanitaria se mantenía abierto aunque los vehículos solo podrían utilizarlo durante una noche. 

El alcalde ha comentado también que desde la entrada en vigor del Real Decreto el Ayuntamiento de Huesca ha aplicado más de 50 medidas complementarias.  Según ha dicho, primero han sido las de componente social y después, las económicas. En relación a las primeras ha destacado la adecuación de espacios y servicios para las personas sin hogar y las más vulnerables.  El pabellón Río Isuela, con 80 camas para quienes no tienen techo , se registran en estos momentos 30 usuarios. 

Además, en la web huescaayuda.es se han registrado 412 personas. De ellas, 365 se han inscrito como voluntarias y 47 han solicitado distintos tipos de ayuda. El Ayuntamiento, en colaboración con Cruz Roja, Cruz Blanca, Cáritas y la empresa Ecomputer; lanzó esta página para dar respuesta a quienes necesitasen ayuda o a quienes quisieran ayudar durante el estado de alarma.

Los dos teléfonos habilitados por el Ayuntamiento (el 974 292 188 para asistencia social y el 974 292 189 para información general), han registrado cerca de 250 llamadas. De estas, se han tramitado 156 como peticiones de ayuda. 80 ya han sido concedidas, 13 se encuentran en trámite y 63 no se han concedido al no cumplirse los requisitos marcados.

En cuanto a las medidas económicas, en estos días se ha aplazado el pago de IBI, se han anulado las tasas por ocupación de la vía pública y veladores y se ha retrasado el cobro del recibo trimestral de agua y basuras "para ayudar tanto a las empresas como a los vecinos y vecinas de la ciudad durante el estado de alarma", ha dicho el alcalde. 

La incidencia de estas y otras medidas en las arcas municipales ronda el millón de euros. En este sentido, Luis Felipe ha apuntado que cuando la situación se normalice habrá que revisar el presupuesto del Ayuntamiento para 2020 y modificarlo. 

Etiquetas
Comentarios