Despliega el menú
Huesca

huesca

"Deberíamos tirar la mascarilla cada día pero solo nos dan una y un sobre de papel para guardarla para los siguientes turnos"

Una enfermera de Urgencias del hospital San Jorge agradece todas las donaciones ciudadanas de material pero recalca que estas "manualidades" no les valen a los profesionales y reclama protecciones "de verdad". La junta de personal denunciará este viernes las condiciones laborales en la Inspección de Trabajo.

Este es el kit que recibe el personal sanitario de Urgencias de San Jorge: una mascarilla de protección homologada, un sobre para guardarla dentro y una de papel para encima.
Este es el kit que recibe el personal sanitario de Urgencias de San Jorge: una mascarilla de protección homologada, un sobre para guardarla dentro y una de papel para encima.
Heraldo

"Estamos en la primera línea de batalla sin escudo. A mí me encantan las manualidades y las cosas maravillosas que hace la gente creativa pero esta situación es más seria que pedir mascarillas de tela o ponernos por bata una bolsa de basura porque aquí no estamos hablando del programa 'Art Attack'. Necesitamos material de verdad, material que no se sabe dónde está o por qué tarda tanto en llegar". Es el grito desesperado que ha lanzado una enfermera de Urgencias del hospital San Jorge de Huesca, que agradece ante todo las donaciones ciudadanas que les han llegado en los últimos días, pero reclama a las autoridades sanitarias más agilidad para dotar a los profesionales sanitarios de equipos de protección individual suficientes y adecuados. 

En un mensaje que se ha hecho viral, esta enfermera, que admite sentir "miedo y rabia" por tener que trabajar a diario en condiciones pésimas, insiste en mostrar su agradecimiento "de verdad" a todas esas persona anónimas que están tratando de colaborar para paliar la falta de material de protección de los centros sanitarios, aunque también recalca que muchas de estas donaciones no les sirven. "Una bata hecha con bolsas de basura siempre te protegerá mejor que nada porque es impermeable y algo repele, pero he llegado a ver trozos de tela como mascarillas y otras cosas hechas con papel de horno", afirma. Otros complementos, en cambio, sí que les resultan muy efectivos, como las máscaras de protección que está fabricando la empresa oscense Tecmolde.

Reconoce que en el caso del San Jorge de Huesca quizá no están "tan mal" como en otros hospitales del país, pero teme que si los casos de coronavirus continúan disparándose, la situación se reproduzca también aquí. "Tenemos miedo de que nos pase lo mismo", señala esta enfermera. 

Aun así, lamenta que en su trabajo diario están corriendo mucho riesgo por la necesidad de exprimir al máximo el material de protección del que disponen. Así, por ejemplo, asegura que les han proporcionado "bajo firma" una mascarilla homologada FFP2 a cada uno que deben cuidar mucho "porque normalmente se tienen que tirar después de cada turno, pero ahora las estamos guardando en un sobre de papel dentro de la taquilla para volver a utilizarla el día siguiente", denuncia. Algunas incluso han salido defectuosas y han tenido que poner grapas en la goma, porque se suelta.

Como refuerzo, encima de ella se ponen otra mascarilla "que es más fina que el papel de fumar" que es la que cambian después de ver a cada paciente. Sin embargo, cree que no son medidas que garanticen la seguridad del personal "porque ese filtro llega un momento que se satura y ya no resulta efectivo porque ya han pasado muchas horas y pacientes por delante de ella y eso más que proteger, es un foco más de transmisión". 

Mascarillas 'caseras' de Urgencias de San Jorge hechas con tela de quirófano, gomas y grapas.
Mascarillas 'caseras' de Urgencias de San Jorge hechas con tela de quirófano, gomas y grapas.
Heraldo

También explica que aunque en un principio sí disponían de batas de protección totalmente impermeables, "se han gastado y ahora estamos usando unas que están hechas con unos plásticos muy finos con lo que a veces se están utilizando también las que nos llegaron fabricadas con bolsas de basura poniendo unos delantales encima". Además, se han fabricado mascarillas 'caseras' por si se agotan las demás con tela de quirófano, gomas y grapas.

Esta enfermera coincide con otros profesionales sanitarios en criticar la falta de material por la "poca provisión de recursos" y advierte de que el peligro de contagio no solo es para ellos sino también para sus familias. Por ello, pide a los responsables políticos que sean conscientes de que hay que proteger "a los que tenemos que cuidar y proteger a los demás".

Denuncia ante la inspección

La Junta de Personal del Sector Sanitario de Huesca, que engloba los hospitales y los centros de salud de la zona occidental, va a presentar este viernes una denuncia ante la Inspección Laboral por la falta de equipos de protección (Epis) y por la necesidad de reutilizar el material, como mascarillas, pese al riesgo de exposición al contagio. La iniciativa se repetirá en Zaragoza y Teruel. 

La situación es más grave en el hospital San Jorge, como refleja la denuncia de la enfermera de Urgencias, ha comentado Maricruz Oliván, secretaria de la junta de personal. También ha querido hablar de otros aspectos positivos atribuidos a la gerencia, "que nos tiene informados de los casos". 

El hecho de que el aumento de los mismos haya llegado más tarde a este centro ha permitido, aclara, estar más preparado. Cita como ejemplo la existencia de dos circuitos y dos zonas en urgencias y en la uci para prevenir los contagios. "En ese aspecto se va por delante de la necesidad", ha declarado, no tanto en las carencias de material, que también se sufren en Huesca. También ha aludido a la falta de test. "No se hacen muchos ni se procesas con rapidez", ha asegurado. 

Etiquetas
Comentarios