Despliega el menú
Huesca

huesca

Cartas de ánimo con alma oscense desde Malasia para los aislados por coronavirus

Paula Siria Lachén del Val ha promovido que los estudiantes de castellano de la empresa con la que trabaja en Kuala Lumpur escriban cartas para hospitalizados españoles. El país asiático también está ahora confinado.  

La oscense Paula Siria Lachén trabaja en Malasia desde enero como Marketing Consultant en Spanish World Group, una academia de español del sudeste asiático.
La oscense Paula Siria Lachén del Val trabaja en Malasia desde enero como Marketing Consultant en Spanish World Group, una academia de español del sudeste asiático.
P. S. L.

"Me llamo Ale y vivo en Malasia. No te conozco personalmente pero sé que tienes coronavirus y que estás en el hospital. Espero que te mejores y creo que sí te vas a mejorar porque no daña mucho a los niños...". Este es un pequeño fragmento de una de las cartas escritas por los alumnos de la escuela de español del grupo Spanish World Group, ubicada en Kuala Lumpur (Malasia) y que enviarán a los hospitales españoles para tratar de dar ánimos a las personas que están aisladas por este virus, que también ha provocado el confinamiento o 'lockdown' en este país asiático

La idea partió de una oscense, Paula Siria Lachén del Val, que vive en Kuala Lumpur desde enero y actualmente trabaja como 'marketing consultant' en Spanish World Group. Y se le ocurrió al tener conocimiento de la iniciativa de una cirujana de Madrid, Cristina Marín Campos, que hizo un llamamiento a familiares y amigos que se hizo viral para dar ánimo a través de cartas a los pacientes que estuvieran aislados en los hospitales por el coronavirus y en apenas 24 horas recibió más de 35.000. Una propuesta que le pareció "preciosa".

Entonces, Malasia ordenó también el confinamiento de la población, lo que obligó a suspender las clases presenciales y a impartirlas solo 'on line', además de cerrar los colegios "por lo que los niños pasaron a tener muchas horas libres en casa". Entonces, le comentó la iniciativa de las cartas a los profesores de la escuela de español y estos a su vez les propusieron a los alumnos que, como práctica, escribieran estas cartas de ánimo que luego enviarán a hospitales españoles. 

Dos de las cartas de ánimo escritas por alumnos de español de Kuala Lumpur.
Dos de las cartas de ánimo escritas por alumnos de español de Kuala Lumpur.
P. S. L.

Paula vive la crisis española desde la distancia aunque habla a diario con sus familiares para saber cómo están en todo momento, además de ver los informativos para estar al día. A ella también le está afectando a nivel personal y pone un ejemplo: "Antes del confinamiento en Malasia, cuando subía a un taxi y decía que era española, la respuesta siempre era 'Real Madrid/La liga' o 'Carolina Marín', porque aquí el bádminton es un deporte muy seguido. Pero desde la crisis del coronavirus en España, esa respuesta es 'Oh coronavirus…'".

Malasia decretó la semana pasada el confinamiento tras subir los casos drásticamente (aunque de momento no superan los 2.000) y este jueves el Gobierno ha confirmado que se amplía hasta un total de 30 días. "La población ha estado concienciada desde que surgió el despunte de casos en China a finales de enero, llevando mascarilla y poniendo geles desinfectantes en todos los comercios y urbanizaciones", explica. 

Desde que se activó la cuarentena, ha bajado "muchísimo" el tráfico en las calles -"Kuala Lumpur es de las peores ciudades para circular", asegura-, han cerrado las zonas comunes en las urbanizaciones y solo hay abiertos los establecimientos de suministros básicos. "Yo trabajo desde casa y salgo cada dos días al centro comercial de debajo de casa para comprar comida y evitando cualquier otro tipo de salida", relata Paula. 

Etiquetas
Comentarios