Despliega el menú
Huesca

huesca

El Regimiento Galicia amplía su presencia en Barbastro y Monzón

En el marco de la operación 'Balmis', desde el pasado 18 de marzo se ha movilizado a más de 600 militares con sede en Jaca.

El Regimiento Galicia , con sede en Jaca amplía su zona de actuación con su presencia en las localidades de Barbastro y Monzón, con lo que junto a Huesca y Jaca son ya cuatro las localidades donde esta unidad militar desarrolla sus cometidos. En el marco de la operación 'Balmis', el pasado 18 de marzo se movilizaba al Regimiento “Galicia”, que con sus más de 600 militares disponibles y todas sus capacidades desplegaba con el único objetivo de garantizar la salud pública y la seguridad de todos los ciudadanos.

Esta situación de emergencia ha requerido la máxima capacidad de reacción en un escenario cambiante, en la que las decisiones deben adoptarse en cortos periodos de tiempo, y donde las respuestas deben ser rápidas y constantes.

La participación en los últimos años del Regimiento Galicia en este tipo de situaciones en el marco de operaciones en el exterior de España (Líbano, Mali, Afganistán, Albania, Kosovo y Bosnia) hace que la experiencia de sus componentes pueda ponerse, en estrecha colaboración con el resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, organismos institucionales y administraciones públicas, al servicio de la población en el esfuerzo para doblegar la curva de contagios del COVID-19.

Hasta el momento las labores del Regimiento Galicia se han centrado en transmitir seguridad, serenidad y calma a la población. También en apoyar a las autoridades competentes en la gestión de la crisis contra el coronavirus en aquellas tareas para lo que sus efectivos sean requeridos. Los militares recorren en parejas o pequeñas patrullas, manteniendo las distancias que marcan los protocolos, las localidades citadas. En principio, y sobre todo, en labores informativas para tratar de aportar tranquilidad y resaltar la importancia de que los ciudadanos no salgan de casa y comprobando que la población mantiene los protocolos sanitarios. Insisten en la necesidad del aislamiento social para frenar la pandemia. Y, por otra parte, en el reconocimiento de infraestructuras críticas.

Los militares reconocen que se están encontrando con una población, en general, concienciada de la importancia de la situación. Calles desiertas y los vecinos confinados en sus casas, siguiendo las recomendaciones de las autoridades.

Hasta ahora, se está desarrollando todo sin ningún tipo de incidente,se va respondiendo a las solicitudes de información que hace la población. Por su parte, las personas que están confinadas en sus casas lanzan mensajes de ánimo a los militares (como al resto de los efectivos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que patrullan, estos días, por el las diferentes localidades). En este sentido, se destaca que "especialmente emotivo ha sido el momento en que una niña ha salido a un balcón para enseñarnos el dibujo que había hecho desde su confinamiento".

Etiquetas
Comentarios