Despliega el menú
Huesca

huesca

Las cigüeñas vuelven a dejar sin luz varias horas a Zaidín, Osso y Belver de Cinca

Endesa ultima una inversión de 500.000 euros en la línea para minimizar las consecuencias de estas continuas averías y agilizar las reparaciones.

Los nidos de cigueña causan constantes averías en la red eléctrica de la zona.
Los nidos de cigueña causan constantes averías en la red eléctrica de la zona.
Endesa

Una avería ha dejado sin luz otra vez a 1.200 casas, granjas y empresas de las localidades de Zaidín, Osso de Cinca y Belver de Cinca durante varias horas. Hace menos de dos semanas, un incidente similar ya cortó el suministro eléctrico en Zaidín, sumándose a otros dos también recientes. Endesa atribuye la causa de todos ellos a los nidos de cigüeñas que invaden las torres y tendidos de la zona y ultima una inversión de 500.000 euros para minimizar las afecciones por este tipo de interrupciones y agilizar las reparaciones. 

Fuentes de la compañía han confirmado que a las 5.46 de la madrugada de este jueves se ha producido una desconexión de la línea de media tensión Fraga-Zaidín que ha afectado a un total de 1.200 clientes. Desde la central se han realizado maniobras para intentar reestablecer el suministro e identificar la causa de la avería, que ha sido localizada en una línea particular que da servicio a la depuradora de Osso. 

Los técnicos han aislado esta derivación y poco a poco han conseguido que se fuera recuperando el suministro, primero en Belver, a las 7.41, y posteriormente en Osso y Zaidín. A las 9.52 de la mañana ha quedado resuelta la incidencia, cuatro horas después de haberse producido.  

Desde Endesa han recalcado que, tal y como ha ocurrido en esta ocasión, hay averías que no están relacionadas con su red sino con concesiones particulares, que son responsables del buen mantenimiento de la infraestructura. Aun así, han vuelto a reconocer que en esta zona del Cinca existe un "problema serio" con la proliferación de nidos de cigüeñas, que solo pueden manipularse con bajo supervisión del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga).

Para intentar reducir estas incidencias, la compañía está a punto de culminar un proyecto que ha ido ejecutando en los últimos cuatro años para dividir la línea Fraga-Zaidín ya que ahora, cuando hay una avería, se desconecta por completo y el restablecimiento se demora mucho tiempo porque hay que recorrerla toda hasta encontrar la causa de la incidencia y aislarla. 

Con esta actuación, la línea quedará partida en dos de forma que cuando haya una desconexión con las de estas últimas semanas se podrán recortar los tiempos para localizar la avería y recuperar el suministro.  

Según los datos de Endesa, en Aragón se producen unos 150 incidentes anuales, con unas 300-400 horas de afectación, provocadas por las cigüeñas, ya sea por electrocución de las aves o por la caída de ramas de los nidos, e incluso de los excrementos, lo que provoca cortocircuitos y el consiguiente apagón.

Las zonas más conflictivas en Zaragoza son la carretera de Castellón y las Cinco Villas; en Huesca, la Hoya y Monegros; y en Teruel no hay problemas, según la empresa, que asegura que detrás del 90 % de las incidencias por avifauna están las cigüeñas, el 8% se debe a buitres y el resto, a otras aves. 

Las medidas deben tener autorización del Inaga, ya que pasan por la revisión y recorte de nidos para evitar cortocircuitos, su retirada cuando provocan incidentes repetidos o la colocación de dispositivos antiposada en nuevas líneas o tras retirar los nidos, como los paraguas invertidos o los pastores eléctricos (esta medida está en periodo de prueba en Barbastro). En los últimos tres años ha habido una media de 85 actuaciones anuales sobre nidos bajo la autorización de ese organismo.

Etiquetas
Comentarios