Despliega el menú
Huesca

huesca

Alarma por tres positivos en el pequeño pueblo ribagorzano de Laspaúles

En Biescas, están a la espera de los resultados del test de la hija que cuida habitualmente a la mujer de 100 años que ya está ingresada en el San Jorge por coronavirus.

Tejados de Laspaúles
Tejados de Laspaúles
Ángel Gayúbar

Tres de los 14 positivos de coronavirus detectados hasta ahora en la provincia de Huesca se concentran en la pequeña localidad ribagorzana de Laspaúles, de apenas 230 habitantes. El viernes, varios de sus vecinos se habían sometido a un test de la enfermedad tras saber que una residente ocasional que había estado en el pueblo el anterior fin de semana se encontraba hospitalizada en Barcelona a causa de la epidemia. Los resultados se han conocido en las últimas horas y el resultado ha sido muy preocupante ya que tres de las personas que se hicieron la prueba, entre ellos la médica titular, han dado positivo, lo que ha generado una evidente alarma entre los vecinos.

Pese a todo, el alcalde, Juan Ignacio Espot, señala que el brote no parece tan virulento como en otras zonas y que los afectados, que están siendo medicados con paracetamol y "van reaccionando bien" a la medicación recibida. "No se puede ni se debe estigmatizar a nadie por el origen de la infección porque no sabemos quién ha podido ser el portador original del coronavirus y, aunque lo supiéramos con total certeza, nadie tiene la culpa de estar infectado; por eso mismo ahora es especialmente importante atender a los requerimientos de las autoridades e intentar evitar propagar la epidemia con nuestro movimientos", destaca Espot.

Incluso antes de conocerse los positivos por el coronavirus, el ayuntamiento hizo público el sábado un bando municipal enumerando una serie de medidas de obligado cumplimiento y de recomendaciones para combatir al Covid 19. Entre ellas, se ha habilitado un servicio de reparto a domicilio de productos básicos y medicamentos con el que se pretende garantizar el suministro de todos los vecinos.

Como en otras muchas localidades rurales, buena parte de los residentes –más de un sesenta por ciento- tienen más de 60 años, lo que les convierte en una población de riesgo ante el avance del coronavirus. Muchos, además, tienen problemas de movilidad y otros –algo que ya se preveía desde el pasado viernes- deberán pasar un período de cuarentena tras la confirmación de la infección de algunos convecinos. 

Los interesados tienen una serie de teléfonos de contacto, entre ellos el de la tienda del pueblo, el botiquín, las dependencias municipales y el del propio alcalde, para realizar sus pedidos y está previsto que el reparto se haga una vez al día en los domicilios de los interesados siempre y cuando no se trate de una urgencia "en cuyo caso –comenta Espot- intentaríamos resolverla a la mayor brevedad posible".

En el bando, el alcalde ruega a las personas mayores que eviten acudir presencialmente a realizar sus compras y señala que el reparto será realizado por personas protegidas “con los medios de los que disponemos y, en todo caso, las compras se os dejarán en las puertas de las casas sin necesidad de que haya ningún contacto físico".

Una iniciativa similar ha tomado la Comarca de La Ribagorza, cuyo presidente, Marcel Iglesias, ha dado a conocer la creación de una red con los ayuntamientos para garantizar la distribución de medicamentos, alimentos y productos de primera necesidad para la población utilizando los medios y el personal de la entidad.

Mientras, en la localidad de Biescas se hace un llamamiento a la tranquilidad por el positivo por coronavirus confirmado este domingo de una mujer de 100 años que se encuentra ingresada en San Jorge. La alcaldesa, Nuria Pargada, ha asegurado que no hay alarma social y que de momento la situación está tranquila, ya que la familia más cercana no tiene síntomas, aunque se les han hecho las pruebas, al igual que a la persona que la cuida habitualmente, una hija, que se encuentra en observación y a la espera de los resultados. 

La alcaldesa añade que en el caso de dar positivo sí que habría que tomar medidas, ya que la hija ha estado en contacto con más gente de Biescas, al contrario que la mujer ingresada, que no sale de casa y se cree que se pudo contagiar por la visita de alguien de fuera tras un funeral que se celebró el martes. “Si se confirma el positivo de la hija sí que habría que establecer un protocolo”, advierte.

Etiquetas
Comentarios