Despliega el menú
Huesca

Frente Frío

Normalidad en las carreteras de Huesca y abierto el Portalet

También ha estado interrumpido el tráfico en la carretera de acceso al Balneario de Panticosa, que se había cortado este domingo para llevar a cabo voladuras preventivas con el helicóptero.

Plaza central del balneario de Panticosa.
Plaza central del balneario de Panticosa.
Balneario de Panticosa

El frente de nieve y viento que este viernes afectó al Pirineo de Huesca ha empezado a remitir. Este sábado, poco a poco, la normalidad fue volviendo a la red viaria de la provincia y solo estaba cerrado el paso fronterizo del Portalet, que ha sido abierto finalmente en la tarde de este domingo.

La cota de nieve, que el viernes estaba en algo más de 700 metros, ha ido subiendo aunque el viento apenas ha dado tregua, con rachas de hasta 146 km/h en la zona de Cerler-Cogulla.

Según las previsiones, la carretera A-2606, de acceso al balneario de Panticosa se reabrió este sábado por la mañana. Se había cerrado durante la noche del viernes al sábado por el riesgo de aludes, tras la nieve acumulada en sus márgenes y la intensidad del aire. No obstante, desde el Gobierno de Aragón informaron de que este domingo se iba a volver a cortar entre las 8.30 y las 12.00 para llevar a cabo voladuras preventivas y controladas con el helicóptero.

El tráfico también regresó este domingo al paso fronterizo del Portalet, en la A-136, tal y como se había previsto. Estaba cerrado por el riesgo de aludes en la parte francesa debido a las fuertes nevadas y el intenso viento. La carretera RD-934 desde Pont de Camps (pk 49) hasta el Portalet (pk 58.6) se cortó el viernes a las 15.00 de manera preventiva.

Durante la madrugada del sábado también se cerró el túnel de Somport (N-330) en la parte francesa. A lo largo del día también ha quedó limpia la A-136, en Formigal.

El Canfranero

Por otro lado, la nieve dejó impracticable la vía ferroviaria entre Jaca y Canfranc el viernes. El último viaje de la línea, que salía de la capital jaquesa a las 19.03, ya no pudo realizarse y el transporte de pasajeros entre ambas estaciones se realizó por carretera. El servicio de tren entre estas dos poblaciones ha estado este sábado interrumpido hasta las 19.00, cuando ha quedado restablecida la circulación normal

Las nevadas caídas durante el viernes y la madrugada del sábado han incrementado los espesores en las estaciones de esquí del Pirineo aragonés, pero el viento ha condicionado  el normal funcionamiento de las instalaciones. Todos los complejos han estado abiertos, aunque las condiciones meteorológicas han obligado a actualizar el parte de nieve y las aperturas de pistas y remontes de forma continuada. La previsión para este domingo es mejor.

La previsión de la Aemet para este domingo es de cielos despejados durante la primera mitad del día. Por la tarde se esperan nevadas débiles en general y que afectarán sobre todo a los macizos occidentales. La cota de nieve, en torno 1.400 metros, irá subiendo transitoriamente hasta los 1.700. El viento también irá remitiendo.

Etiquetas
Comentarios