Huesca
Suscríbete

comarca de sobrarbe

Rocas de 20 toneladas cortan la carretera del monasterio de San Victorián

La Diputación de Huesca trabaja para restablecer el tráfico entre las localidades de Arro y Los Molinos, pero el riesgo de nuevos desprendimientos podría demorar la solución más de una semana.

El desprendimiento mantiene cortada la circulación.
El desprendimiento mantiene cortada la circulación.
Heraldo

Las lluvias de los últimos días han provocado este jueves un gran desprendimiento en la carretera que comunica las localidades de Arro y Los Molinos (HF-0106-AA), en el municipio sobrarbense de El Pueyo de Araguás. El deslizamiento de tierras y rocas de hasta 20 toneladas ha obligado a cortarla a la circulación y podría permanecer así más de una semana. Se trata del principal acceso al monasterio de San Victorián, que  comunica también pequeñas localidades, aunque existen itinerarios alternativos.   

El suceso ocurrió durante la noche. El Ayuntamiento tuvo constancia pasadas las 6.00 y dio aviso a la Diputación Provincial, titular de la carretera. Esta institución contactó con una empresa de la zona para proceder a retirar las rocas y desplazó además a un técnico para valorar los desperfectos y ver cómo había que actuar.

Imagen que presentaba la carretera tras el desprendimiento.
Imagen que presentaba la carretera tras el desprendimiento.
Diputación de Huesca

La presencia de rocas tan grandes y la inestabilidad de algunas de ellas aconsejaba esperar, ya que cualquier intervención resulta peligrosa para la integridad física de los operarios. "No se actuará hasta saber si es seguro empezar los trabajos", ha indicado el diputado Joaquín Monesma, responsable de Obras Públicas.

En la zona seguía lloviendo y además los desprendimientos habían afectado a la calzada, que presentaba importantes grietas.

Finalmente, una vez hecha la valoración, se ha decidido aguardar a que mejoren las condiciones del tiempo y de seguridad, para ver si las rocas más inestables acaban de precipitarse por su propio peso. Según explicó Monesma, dos de las más grandes, de 20 toneladas, ya han caído y se puede actuar en ellas para fragmentarlas y retirarlas, pero otras dos implican un peligro porque no han acabado de bajar. Una opción es barrenarlas y colocar un cemento expansivo para romperlas.

Algunas grandes rocas no han acabado de caer y su inestabilidad representa un peligro.
Algunas grandes rocas no han acabado de caer y su inestabilidad representa un peligro.
Diputación de Huesca

"Los vecinos tienen otras vías de comunicación alternativas por lo que no supone una actuación prioritaria teniendo en cuenta que lo primero es la seguridad de los trabajadores", ha declarado el responsable de Obras. El desprendimiento se atribuye a la lluvia. Solo el lunes cayeron más de 60 litros en algunas zonas del Pirineo.

En un bando emitido por el Ayuntamiento se habla de que el cierre podría prolongarse semana y media. Ofrece información sobre los itinerarios alternativos y agradece la "rápida" respuesta de la Diputación y la "paciencia y comprensión" de los vecinos. 

La ruta recomendada para ir desde Aínsa a San Victorián pasa por el Pueyo de Araguás, Torrelisa, Los Molinos, La Muera, El Plano y Oncins. Desde Laspuña, se pasa por Araguás, Torrelisa,  Los Molinos, La Muera, El Plano y Oncins para llegar al monumento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión